Multan y retiran licencia a cuentapropista por vender carne de cerdo sin autorización

Este tipo de medidas en medio de la profunda crisis alimentaria que vive el país, en lugar de favorecer al pueblo más bien lo afecta, pues se queda sin lugares donde comprar lo poco que aparece
Multan y retiran licencia a cuentapropista por vender carne de cerdo sin autorización
 

Reproduce este artículo

Inspectores del régimen en la provincia de Cienfuegos salieron de casería este martes 22 de diciembre, bajo el pretexto de hacer frente a la subida de precios, y terminaron imponiendo varias multas a cuentapropistas, además del retiro de una licencia, según un artículo publicado el día de hoy por el diario estatal 5 de Septiembre.  

"La arremetida contra los precios abusivos y otras ilegalidades incluyó el recorrido por distintos consejos populares del municipio cabecera, tales como Centro Histórico Urbano, Esperanza, Buenavista y Pueblo Griffo, barrio este último donde se multó a la titular de una cafetería y un puesto de venta de ahumados por expender productos fuera del alcance de las licencias autorizadas, entre ellos, carne de cerdo".

El texto refiere que tras ser advertida la cuentapropista en varias ocasiones, las supervisoras de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) "procedieron a retirarle la patente de forma temporal", esto en contexto de la profunda crisis alimentaria que vive el país, en lugar de favorecer al pueblo más bien lo afecta.

Como parte de estas acciones el Grupo de Enfrentamiento Provincial, con el apoyo de "inspectores de la Unidad Estatal de Tráfico, oficiales de la Policía y especialistas de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social", encabezó un operativo de control en el Mercado Agropecuario Estatal (MAE) de la Calzada de Dolores, en la ciudad de Cienfuegos, donde detectaron numerosas irregularidades relacionadas con las ofertas y los precios.

El funcionario del Gobierno Provincial, José Luis Calzadilla Olivera, en conversación con la prensa estatal, aseguró que en el operativo se detectó también la venta de productos que no se encontraban la declaración jurada (como fue el caso de la col), además de violaciones en el pesaje.

"Nos preocupó que estas faltas graves ocurrieran en ausencia de la administración, que no estaba presente en ese momento. Quienes se hallaban a cargo del almacén incumplían con las responsabilidades propias de su actividad. Tenían  guardadas quince cajas de tomate y solo uno de los puestos ofertaba dicho producto. Algo había ahí, no pudimos llegar hasta el final, pero logramos que sacaran el tomate para su comercialización con la tarifa establecida", agregó.

Según el 5 de Septiembre las multas aplicadas "oscilaron entre los 150.00 y 300.00 CUP y fueron impuestas a concurrentes del sector privado", y en algunos casos se "determinó la aplicación de los decretos correspondientes y la duplicación de las cuantías de las multas por tratarse de varias infracciones".