Multa de 80 dólares a una cubana por salir a buscar medicina para su hija
Este jueves también trascendió la denuncia de otro hecho lamentable en Santiago de las Vegas: fue multado un anciano por salir a tomar café
Multa de 80 dólares a una cubana por salir a buscar medicina para su hija
 

Reproduce este artículo

La cubana Elizabet Alfonso denunció que una vecina de ella fue multada con 2000 pesos (80 dólares) porque en medio de la cuarentena, salió a buscar medicinas para su hija enferma.

Según explicó Alfonso en redes sociales, la mujeres residente en Santiago de las Vegas, La Habana, esa localidad lleva en confinamiento obligatorio desde el pasado 9 de septiembre, ya que una familia de su cuadra dio positivo a la COVID-19.

Este jueves 17 de septiembre, la vecina se acercó hasta una de las cintas que mantienen cerrado el barrio para que su madre le facilitara unos medicamentos y comida para su hija que padece de alergia y fue multada por el jefe de sector, Eydel.

"La muchacha le lloró y suplicó, pues ella no tiene cómo pagar dicha cifra", añadió Elizabet.

De acuerdo con la mujer, esto provocó malestar en la cuadra ya que todos coincidieron en que era una injusticia.

Debido a lo anterior, el funcionario del régimen llamó a refuerzos.  

"Sin que a nadie le preocupe nuestras necesidades, cuatro días sin agua. Hasta el momento solo nos han traído un día, croqueta, otro perrito, el pan de cada día. Esto nos obliga a que amistades y familiares nos apoyen, para poder sobrevivir los 14 días. Él mismo (jefe de sector) se basa en que no se puede llegar hasta el cordón, cosa que se contradice ya que los pocos suministros que nos mandan se reparten en el mismo cordón", concluye la denuncia.

Este jueves también trascendió la denuncia de otro hecho lamentable en Santiago de las Vegas: fue multado un anciano por salir a tomar café.

Según una denuncia en un grupo público en Facebook, Rolando Díaz Silva fue multado con 2000 pesos por la policía el pasado sábado 12 de septiembre, por salir de su casa a las 4:45 horas para tomar café cerca de ella.

Le impusieron la multa porque dicen (los policías) que nadie puede salir hasta después de las 5 de la mañana, explicó el denunciante en su post, donde adujo que fue una clara injusticia, en la que no medió comprensión alguna por parte de los elementos represivos.

 Díaz Silva se ha ganado la solidaridad y el apoyo verbal de muchos de los opinantes en el post, quienes consideran que, aunque las normativas imperantes en la capital para contener la pandemia de COVID-19 establecen no salir hasta pasada la referida hora, las autoridades deben valorar cada caso con sus especificidades.