Muere en Cuba periodista de la agencia AP

Fernando González, director de noticias para el Caribe y los Andes de la agencia de Estados Unidos AP, murió en La Habana tras “sufrir un ataque al corazón”
Fernando González, director de noticias para el Caribe y los Andes de AP
 

Reproduce este artículo

El periodista Fernando González, director de noticias para el Caribe y los Andes de la agencia de Estados Unidos The Associated Press (AP), murió en La Habana este 22 de noviembre.

González, de 60 años, falleció en su casa de la capital cubana tras “sufrir un ataque al corazón”, dijo el director de medicina forense de la isla, según informó AP.

La agencia recordó que González cubrió historias en toda América Latina, desde visitas papales hasta escaramuzas fronterizas, huracanes y enfrentamientos de rehenes.

Fernando González nació en Uruguay. Se graduó de la escuela secundaria en Santiago de Chile y después estudió en la Universidad de Miami. Trabajó para una estación de radio en el sur de la Florida, antes de convertirse en periodista freelance para AP en América Latina.

En 2002 se unió a la agencia a tiempo completo, como productor senior de noticias de televisión en La Habana. Se mudó a Washington, D.C., en el 2014 como editor de video regional para América Latina y el Caribe y luego a la Ciudad de México como subdirector de noticias de AP para la región en el 2016. González regresó a Cuba en el 2020 como director de noticias para el Caribe y los Andes.

Entre las principales historias que cubrió durante su carrera de varias décadas, está la toma de rehenes en 1996 en la residencia del embajador japonés en Perú, el impacto del huracán Mitch en América Central en 1998 y el golpe de Estado de 2004 que derrocó al presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide. En el 2007 González informó desde la Antártida sobre la visita del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

También cubrió tres viajes papales a Cuba: el de San Juan Pablo II, y los papas Benedicto XVI y Francisco. Además, la visita del presidente Barack Obama a Cuba en el 2016 y la muerte del ex dictador Fidel Castro.

“Fernando representó lo mejor de AP. Era un excelente periodista y le encantaban las grandes historias”, dijo Julie Pace, editora ejecutiva de la agencia.

Pace calificó a González como un “colega cálido y cariñoso, alguien cuyo impacto se sentía en todos los rincones de la organización. Se le echará mucho de menos”.

Anita Snow, redactora de AP en Phoenix (Arizona) y responsable de reabrir la oficina de La Habana en 1999 –tras una ausencia de casi 30 años–, elogió a González como “un gran periodista” y “un ser humano aún mejor”.

A Fernando González le sobreviven su esposa Lisa, sus hijos María Linda y Nicolás, y tres nietos, así como sus padres, informó AP.

 

Foto de portada: Ramón Espinosa/ Archivo de The Associated Press