Ministerio de Comercio Interior de Cuba se transforma en "Ministerio de Colas"
El Gobierno de Cuba anunció que mantendrá el control en las colas, para que las personas respeten las medidas de distanciamiento físico
Cola de personas esperando comprar pollo en La Habana. Archivo
 

El Ministerio de Comercio e Interior de Cuba (Mincin) anunció este viernes que se mantendrá el control y organización de las colas de personas, al parecer para intentar evitar las aglomeraciones y que se respeten las medidas de contención del nuevo coronavirus: el distanciamiento físico y el uso de las mascarillas de protección.

La medida se anuncia en medio de una escasez de alimentos básicos y otros productos que se ha agravado a partir de la crisis del coronavirus, y que ha generado colas en muchas ciudades del país.

En su cuenta oficial de Twitter, dicho ministerio agregó además que continúa vigente el servicio a domicilio y de mensajería “para acercarle el producto en especial a aquellas personas vulnerables”.

El abogado y profesor de la Universidad de La Habana, Alejandro Vigil Iduate, comentó la publicación y dijo: “Disculpe Mincin, realmente no hay control y organización en las colas en La Habana. Ejemplos tengo y personalmente”.

La dependencia de Estado contestó que “continuaremos trabajando en el control y organización de las colas y para ello necesitamos la ayuda de la población para lograrlo, muchas gracias por contactar con nosotros”.

 

 

Otro usuario, que se identificó como CubAnonymous, comentó: “Lo siento, pero en las colas nunca se ha trabajado. Las colas no es algo que venga de ahora, vienen de años y años de escasez, necesidad y mala administración. Por mi zona siempre había colas inmensas hasta para comprar jabón. Producción es lo que hace falta”.

ADN Cuba ha reportado sobre largas colas en La Habana y otras ciudades importantes del país, colas en las que en algunos casos las personas han llegado desde madrugada para intentar comprar alimentos u otros productos básicos.

Sobre las tiendas virtuales, una iniciativa que no ha cuajado en Cuba, el tuitero Made N Cuba dijo: “Me maravillo cada vez que se relaciona la cola con indisciplina social. En mi caso tengo 60 años, no revendo, me ha ido pésimo con las tiendas virtuales y, si no salgo a la calle a buscar alimentos, no sé qué hubiera sido de mi familia. Así que no me ofendan”.