Medio castrista dice que en EEUU "no hay libertad"
El periódico Trabajadores aseguró que el gobierno estadounidense “prohíbe a sus ciudadanos alojarse donde deseen” y “comprar lo que quieran”
Periódico Trabajadores
 

Reproduce este artículo

El periódico oficialista Trabajadores, para decirlo metafóricamente, se ha dado un tiro en el pie. Dijo que en Estados Unidos el gobierno “prohíbe a sus ciudadanos alojarse donde deseen” y “comprar lo que quieran”.

¿No es algo similar a lo que pasa en Cuba? Hasta hace muy poco un cubano no podía alojarse en los hoteles de su propio país y todavía hoy se persigue a los vendedores particulares de ropa, equipos y cualquier otra cosa, para garantizar que todo cubano gaste su dinero en las tiendas mal surtidas del estado.

“Vaya libertad esa”, se podría decir con las mismas palabras que dirigió Trabajadores al gobierno estadounidense en la red social Twitter.

Según el periódico, su comentario iba dirigido al presidente Donald Trump, cuyo gobierno endureció las medidas contra La Habana; pero queda muy mal parado un medio oficialista al decir estas cosas, cuando el régimen cubano tienen un largo y abultado historial de irrespeto a los derechos humanos y las libertades individuales.

El ministro de Economía del régimen, Alejandro Gil, compartió la publicación de Trabajadores con un comentario agregado donde expele una de esas frases bravuconadas a las que están acostumbrados los jefazos del castrismo. “Con nosotros bien saben que no pueden”, dijo.


Hace poco un grupo de cubanos le recordaron al ministro que Cuba tenía problemas económicos muy graves como para que él perdiera su tiempo con esas fanfarronadas.

“Ocúpese más de la economía y menos de Trump”, le sugirió el comunicólogo José Raúl Gallego, quien además le recordó a Gil que el gobierno del que forma parte, autollamado “revolucionario”, le prohibió durante años a los cubanos entrar a los hoteles de su propio país.  

“Aún hoy, visitar un hotel es algo inconcebible para un alto por ciento de la población, cuyos salarios no le alcanzan para lo básico”, agregó Gallego, mientras que el usuario identificado como Arturo Reyes, en la misma clave, rememoró que no fue sino hasta 2008 que los cubanos pudieron empezar a hospedarse en los hoteles de su país, todos en manos del régimen.

Hasta ese año ni siquiera se podía tener un celular; la lista de impedimentos del gobierno cubano a su propio pueblo es larga, subrayó Reyes, dejando entrever que las nuevas sanciones de Washington son hasta insignificantes para el cubano de a pie en comparación con los impedimentos del régimen.

Por su parte, al usuario identificado como Ernestico le indignó que un gobernante de un régimen dictatorial cuestionase los valores democráticos de otro país. “¿Cómo te atreves de hablar de democracia y cuestionarla, cuando la dictadura encarcela a todo el que la cuestiona? Tu cinismo es inmenso”, sentenció.