Médico de 49 años fallece por COVID-19 en Cuba

Un médico cubano de 49 años, residente en La Habana, falleció a causa de la COVID-19, reportaron autoridades sanitarias este jueves
Un médico cubano, de 49 años, residente en La Habana, falleció a causa de la COVID-19, reportaron autoridades sanitarias este jueves
 

Reproduce este artículo

Un médico cubano de 49 años, residente en el municipio Habana del Este, de la capital, falleció a causa de la COVID-19, reportaron autoridades sanitarias este jueves.

Se trata del primer galeno que fallece en la isla a causa de esta enfermedad, según datos oficiales del Ministerio de Salud (Minsap).

La noticia fue confirmada por el director Nacional de Higiene y Epidemiología, doctor Francisco Durán en el parte de este 27 de enero.

"Lamentamos mucho el fallecimiento de cualquier persona, y cuando es una persona joven uno se afecta más. Hay que decir que este paciente que fallece ayer era médico, sería el primer médico que fallece en Cuba por coronavirus. Aunque no lo obtuvo trabajando en zona roja, sino que fue en la comunidad. Para todos los cubanos representa un golpe duro este fallecimiento", expresó el funcionario.

El reporte publicado en la página web del Ministerio, explica que en un inicio, el doctor fue ingresado por cefalea, dolores musculares y fiebre; sin embargo, su primer PCR dio negativo y lo enviaron a su casa.

Posteriormente presentó empeoramiento de las manifestaciones clínicas y se decide remitir al Hospital nuevamente. Allí presentó dificultad respiratoria, con abundantes estertores crepitantes bibasales y marcada toma del estado general.  Le repiten el PCR que resultó positivo.

"Empeoró el cuadro respiratorio y se traslada para la Unidad de Cuidados Intensivos, con polipnea, baja saturación de oxígeno, tos y toma del estado general. Se mantiene con oxígeno suplementario y agravamiento progresivo hasta requerir de Ventilación Invasiva. Presenta neumonía asociada a la ventilación que prolongó el tiempo de ventilación mecánica, requiriendo de traqueostomía. La infección respiratoria evoluciona desfavorablemente, presentando absceso pulmonar, neumotórax, Shock Séptico con fallo renal agudo que requirió de métodos depurativos, antibióticos de amplio espectro y drogas vasoactivas. Se mantiene en Disfunción Multiorgánica y hace una parada cardíaca que no responde a las maniobras de reanimación cardiopulmonar", agrega el informe.

Rebrote de COVID-19 en Cuba

Este jueves se registraron 666 nuevos casos de la enfermedad pandémica que, desde mediados de noviembre, mantiene en jaque a la isla con un tercer rebrote.

Con los nuevos incrementos, el total de casos acumulados desde el inicio de la pandemia en marzo pasado, asciende a 24 105, mientras que los fallecimientos suman 208, para una tasa de letalidad de 0,86 por ciento.

Además del médico fallecieron otras tres personas: dos eran hipertensos y otro diabético, factores de riesgo ante la COVID-19.

Se encuentran ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 10 406 pacientes, de los cuales 3 737 son sospechosos de un eventual contagio y 4 799 casos activos de la enfermedad.

De los nuevos diagnósticos, 613 fueron contactos de casos confirmados, 24 tuvieron su fuente de infección en el extranjero y en 29 no se había podido precisar la fuente de infección hasta el momento del cierre de la información del Minsap.