Marco Rubio denuncia detención de miembro de UNPACU

El senador Marco Rubio denunció la detención de Ariolvi Batista Moya, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien lleva más de 10 días preso por un supuesto delito de “desacato”
Marco Rubio denuncia detención de miembro de UNPACU
 

Reproduce este artículo

El senador Marco Rubio denunció la detención de Ariolvi Batista Moya, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien lleva más de 10 días preso por un supuesto delito de “desacato”.

“Desde hace unos días, la policía del régimen Castrista en #Guantánamo detuvo violentamente a Ariolvi Batista Moya, miembro de la #UNPACU por desacato. 

¿Por qué será que la dictadura y su cuerpo policial siempre recurre a la violencia contra su pueblo?”, escribió Rubio en Twitter.

Batista Moya fue apresado por el régimen cubano y retenido en la unidad policial conocida como “Parque 24”, en la ciudad de Guantánamo, acusado de desacato.

El pasado 25 de enero el opositor llevaba nueves días recluido. Bartolo Cantillo, coordinador de UNPACU en esa provincia, dijo a Radio Martí que Batista Moya aseguró a su esposa que se declararía en huelga de hambre en protesta por su arresto. El activista fue detenido de forma violenta el 16 de enero.

Según el recuento de los hechos un jefe de sector visitó a Batista Moya el día 15 del presente mes y le dijo que acudiera a “Parque 24”

“El día 15 fue un jefe de sector (…) y le dijo que tenía que presentarse en la unidad policial de Parque 24”, dijo el coordinador de UNPACU. Batista Moya se negó a asistir sin conocer los motivos de la citación.

Un día después fue detenido en su vivienda por “varios oficiales de la Seguridad del Estado y de la policía, y un oficial de búsqueda y captura”. Durante el arresto “le dieron golpes y se lo llevaron en la patrulla 603 para la unidad policial”, afirmó Cantillo.

A su esposa le informaron que estaba preso acusado de desacato. Entonces Batista Moya le dijo a su esposa “que se declaraba en huelga de hambre”, concluyó el coordinador.

 

Aumenta represión contra la UNPACU

El acoso hacia los activistas de la Unpacu se recrudeció a finales de 2020 y varios de sus miembros guardan prisión. En diciembre el Tribunal Provincial Popular de La Habana rechazó un recurso de habeas corpus a favor de tres opositores presos injustamente.

Varios de sus miembros, a lo largo de Cuba, han sido detenidos con causas fabricadas y condenados. Recientemente se conoció que el anciano de 65 años Pablo Moya Delá, miembro de la UNPACU, ni siquiera recibe atención médica en la cárcel de Boniato.

José Daniel Ferrer, líder de la organización opositora, subrayó que la represión contra ellos ha aumentado, especialmente tras la iniciativa de ayudar con alimentos a la población del municipio cabecera de Santiago de Cuba.

La UNPACU ayuda con alimentos a unas 100 personas en la comunidad, que son “muy pobres”. También brindan medicamentos a ciudadanos "que vienen de diferentes partes en busca de un analgésico o un antibiótico".