Matanzas amanece con 136,000 hogares sin electricidad tras paso de Laura

Además esto deja sin abasto de agua a municipios como Matanzas, Limonar, Colón, Los Arabos y la Ciénaga de Zapata
Matanzas amanece con 136,000 hogares sin electricidad tras paso de Laura
 

Reproduce este artículo

Unos 136,000 hogares amanecieron sin energía eléctrica en la provincia de Matanzas, Cuba, tras el paso de la tormenta tropical Laura, que, comparada con otros eventos, ha sido leve, pero dejó bastantes apagones.

La información fue difundida en redes sociales por el periodista oficialista, José Miguel Solís.

Se trata en total de  41 circuitos eléctricos de la ciudad que se encuentran sin servicio, debido a los vientos de Laura, agregó el reportero de Radio Reloj.

Además esto deja sin abasto de agua a municipios como Matanzas, Limonar, Colón, Los Arabos y la Ciénaga de Zapata.

 

 

"El turismo retoma su rutina y preliminarmente no se reportan daños de consideración. Se mantiene estable la generación eléctrica, la actividad petrolera y en la agricultura se intensifica la cosecha de productos", añadió Solís.

Por último el periodista lamentó que Matanzas reportara este martes ocho casos nuevos de COVID-19, de los 27 en total confirmados en todo el país.

La tormenta tropical Laura dejó más 1000 viviendas dañadas en Cuba, según los primeros datos difundido por el régimen luego del paso del evento meteorológico.

El país ya sufría una grave crisis también en la vivienda, y tiene damnificados de otras tormentas y huracanes pendientes de que se les facilite una solución.

El gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez pidió este lunes a sus ministros y otros altos dirigentes "trabajar lo más rápido posible en la recuperación de los daños ocasionados (…), para evitar que esas afectaciones se sumen a las que tenemos atrasadas de otros eventos meteorológicos", informó el periódico oficialista Granma.

"Tenemos más de mil viviendas afectadas", dijo Díaz-Canel en unas "cuentas rápidas", que no incluyeron datos de las provincias más occidentales: La Habana, Matanzas y Artemisa.

El dirigente castrista estimó que el perjuicio ocasionado por Laura "es poco en comparación con otros eventos, pero se tienen que recuperar de manera inmediata, sobre todos los derrumbes totales que llevan más tiempo".

Según precisó el jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, general de división Ramón Pardo Guerra, se evacuaron al menos 316,000 personas; la mayoría en casas de familiares y vecinos.

Pardo Guerra explicó que los estragos de Laura se concentran en la vivienda, fundamentalmente en sus techos; en el tendido eléctrico, con más de 360 circuitos interrumpidos en todo el país; y en la agricultura, particularmente en plantaciones de plátano del oriente de la isla.