Las Tunas: policía política amenaza a carboneros en huelga

Los carboneros fueron acusados de "contrarrevolucionarios" y amenazados con que perderían su trabajo si continúan el paro laboral
Carboneros-Cuba
 

Reproduce este artículo

Carboneros de Las Tunas en paro mientras exigen el pago de primas pendientes, fueron citados al departamento económico de la Empresa Integral Agropecuaria y presionados para que se reintegren al trabajo.

“Estos trabajadores fueron amenazados por directivos de la empresa y por la gente de la Seguridad del Estado, para que abandonaran la huelga, y les dijeron que si continuaban haciendo eso serían vistos como contrarrevolucionarios, no como trabajadores, y se podría aplicar una medida disciplinaria para que no trabajaran más, es decir, expulsarlos de la empresa”, dijo a Radio Martí el pastor Yoel Demetrio, presidente de la Iglesia Misionera de Cuba, institución que les está brindando apoyo a los obreros y sus familiares.

El miércoles, en horas de la mañana, las esposas de los carboneros se personaron en la Fiscalía Provincial de Las Tunas, donde entregaron la queja y el reclamo de los obreros, señala el líder religioso.

“Un abogado les preparó toda la documentación y ellos, con esas presiones y temores, no quisieron ir a la Fiscalía para hacer la denuncia; sin embargo, las mujeres decidieron acudir a la justicia. Cuando llegaron, la fiscal no quiso recibir el reclamo, entonces ellas protestaron fuertemente, y finalmente fue recibida la denuncia escrita”, detalló Demetrio.

La fiscal también les informó que tenían que acudir al Órgano de Justicia Laboral de la empresa, donde en horas de la tarde fueron recibidas por el jefe de comercialización, Nelson Batista Serrano, y el director, Jaime García Oquendo.

“Esos funcionarios ofendieron y maltrataron a estas mujeres, les reclamaron que la información ya estaba en Radio Martí, en CiberCuba y en las redes sociales, [y les dijeron] que ellos realmente son unos contrarrevolucionarios. Y entonces amenazan a esas mujeres, que mañana (hoy jueves) ellos van al centro donde laboran los carboneros para decirles que si no trabajan les aplicarán una separación definitiva del puesto de trabajo”, dijo el religioso.

Los carboneros decidieron iniciar el paro el 19 de enero, pues sólo les pagan 113 pesos mensuales de sueldo, con lo que es imposible vivir. Al final de cada año, los carboneros deberían recibir un pago extra por concepto de exportaciones, y al cierre del 2020, los directivos de la empresa les informaron a los trabajadores que no lo recibirían, porque disminuyeron las ventas al extranjero, algo totalmente falso, asegura el pastor.


Al final de cada año, los carboneros deberían recibir un pago extra por concepto de exportaciones, y al cierre del 2020, los directivos de la empresa les informaron a los trabajadores que no lo recibirían, porque disminuyeron las ventas al extranjero, algo totalmente falso, asegura el pastor.

En la misma provincia, pescadores que habitan en las cercanías del Puerto de Manatí salieron a protestar el 7 de enero por el acoso de las autoridades locales, quienes les impiden dedicarse a su oficio y los mantienen en la miseria.

Según dijeron a ADN Cuba, fueron unas 30 personas quienes tomaron la decisión de enfrentar al gobierno de la zona. Incluso bajo amenazas de la Seguridad del Estado, los pescadores exigieron sus derechos y se reunieron con los jefes locales.

El seis de enero, los pescadores del municipio especial Isla de la Juventud iniciaron una huelga exigiendo un mejor pago por su trabajo. Según declararon fuentes cercanas al hecho, entregaron las llaves de los barcos en señal de protesta porque el régimen cubano disminuyó el pago de la langosta.

Redactado con información de Radio Martí y ADN Cuba.