“La dictadura les tiene miedo”: Funky sobre miembros del Movimiento San Isidro

El representante del género urbano dijo sentirse orgullo de ser amigo de Luis Manuel Otero, Maykel Castillo y Esteban Rodríguez, encarcelados por el régimen.
Esteban-Osorbo-Alcantara.jpg
 

Reproduce este artículo

El músico urbano Eliécer Márquez, más conocido como El Funky, declaró este 13 de octubre que el régimen cubano le teme a Luis Manuel Otero, Maykel Castillo y Esteban Rodríguez, encarcelados desde hace meses.

“Es increíble el miedo que le tiene la dictadura a estos artistas; en lo personal, es un gran orgullo ser amigo de estos valientes cubanos”, dijo en Facebook el representante del género urbano e intérprete del tema Patria y Vida.

“Uno con canciones como Patria y Vida, convertida en un himno de lucha; Esteban gran defensor de los derechos humanos y el otro convirtió uno de los peores barrios de la habana en un territorio donde se lucha y se habla de Libertad”, agregó El Funky.

Luis Manuel Otero, coordinador del Movimiento San Isidro (MSI) y artista independiente, se encuentra prisionero y sin fecha de juicio en el penal de máxima seguridad de Guanajay, en la provincia de Artemisa desde el 11 de julio.

El 27 de septiembre inició una huelga de hambre que acompañaron artistas, ciudadanos y activistas en todo el mundo. El 5 de octubre la embajada de Estados Unidos en La Habana exigió su liberación inmediata.

Organizaciones internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional han manifestado preocupación por la salud del artista cubano, a quien acusan de “atentado”, “resistencia” y “desacato”.

Su colega, Maykel Castillo, más conocido como El Osorbo, también fue acusado de los mismos delitos y sufre prisión preventiva desde mayo en la cárcel “5 y Medio” de Pinar del Río.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió medidas cautelares a favor de los artistas, que fueron ignoradas por el Gobierno al arrestarlos.

Esteban Rodríguez, periodista de ADN Cuba, está siendo procesado por los supuestos delitos de “desorden público” y “resistencia”. El Órgano de Enfrentamiento Especializado de Delitos contra la Seguridad del Estado solicitó prisión provisional para él tras una protesta pacífica ocurrida en la calle Obispo, de La Habana, el 30 de abril.

Ante la resistencia de las fuerzas militares a dejar que accedieran a la vivienda en la calle Damas 955 —sede del MSI—, Esteban Rodríguez y otros se sentaron con las manos entrelazadas e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate, soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

Imágenes de los hechos 30 de abril muestran cómo un agente de la policía política vestido de civil aplica técnicas de estrangulamiento para reducir a Rodríguez, e impedirle expresarse.

Desde que se encuentra preso, el colaborador de ADN Cuba enfermó de coronavirus en al menos dos ocasiones, la última de ellas a finales de agosto.

A su familia no le han permitido verlo ni ha sido debidamente informada del proceso penal que el régimen emprende contra él.