Joven youtuber cubana Ruhama Fernández denuncia amenaza de muerte
La joven youtuber cubana Ruhama Fernández, denunció que este lunes en la noche recibió graves amenazas mediante llamadas telefónicas de un número desconocido, presuntamente del Ministerio del Interior
Ruhama Fernández, influencer cubana. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

La joven youtuber cubana Ruhama Fernández, denunció que este lunes en la noche recibió graves amenazas mediante llamadas telefónicas de un número desconocido, presuntamente del Ministerio del Interior.

“Acabo de recibir una amenaza de muerte. O me encierro o van a acabar conmigo, estos son los mecanismos que usa esta dictadura para amedrentarnos, cuán temerosos están que me tienen que amenazar con 21 años”, afirmó en sus redes sociales Ruhama, residente en Santiago de Cuba.

En su publicación, compartió el audio de una llamada que le habrían hecho en la noche del lunes: “Enciérrate que la cosa no esta muy buena. ¿Oíste? Van a acabar contigo, tranquila hoy…”, se escucha decir a un hombre que no se identifica, a pesar de que la joven le pregunta varias veces quién es.

También, publicó una captura de pantalla en la que se ven registros con cuatro llamadas de un “numero desconocido”, entre las 9:41 y las 9:42 p.m.

En otras ocasiones, activistas y periodistas independientes han denunciado acoso por parte de la Seguridad del Estado y la Policía, mediante llamadas con amenazas y advertencias hechas desde números indeterminados.   

La semana anterior Ruhama Fernández fue desnudada por la policía política del régimen durante un interrogatorio, según denunció la joven.

Fernández, que se encuentra con prohibición de salir del país y ha sido acosada por la Seguridad del Estado, acudió a una citación policial a nombre del Departamento Técnico de Investigaciones, que al parecer intenta fabricarle un delito común a la influencer y activista.


Cuando se encaminaba hacia una de las estaciones de Santiago de Cuba, a la joven la siguieron durante todo el trayecto “desde la casa hasta la policía”, contó en un tuit. En una directa de Facebook que filmó cuando acudió a la citación, se ve a varios hombres vestidos de civil, observándola y caminado a pocos pasos de ella.

Ya durante el interrogatorio, refirió, “me desnudaron para revisar si no tenía micrófonos y acusaron de que tenía un equipo robado y que si yo vendía o tenía en gran cantidad toallas sanitarias”, aseguró.

La youtuber cree que “todo esto [es] porque no tienen pruebas reales de un delito” contra ella.

Como si el país no estuviera en un preocupante rebrote de COVID-19, la policía política citó para el jueves pasado a Ruhama Fernández, quien debió acudir a las 2:30 p.m.

La citación fue hecha por un capitán, quien le dijo que él no era de la Seguridad del Estado, sino que tenía que ver con instrucción penal.

“Quiero dejar constancia que no he cometido ningún delito, decir la verdad no es un delito, aunque en mi país lo quieran ver así. Soy una simple joven cubana que quiere lo mejor para mi país y este es el resultado”, escribió Fernández antes de ir a la estación policial.

A inicios de agosto Ruhama se enteró que estaba “regulada”, un mecanismo que utiliza el régimen cubano para prohibir la salida de la isla a opositores, activistas y periodistas. Ahora también lo emplean contra youtubers críticos como ella.

La muchacha de 21 años se enteró de esta arbitraria medida cuando fue a sacar su pasaporte. Después de haber ganado el concurso Red Cuban Power, lanzado por el influencer y conductor cubano Alexander Otaola, la youtuber fue citada por la Seguridad del Estado.

“(…) es curioso que jamás he pisado una unidad y hoy lo haga debido a mis ideas. Tengo 21 años y no he cometido más delito que pensar. Estas son las cosas que suceden en Cuba. Un abrazo Familia”, publicó Fernández en sus redes sociales.

Desde marzo la youtuber viene denunciando las amenazas que recibe de parte de agentes del régimen y simpatizantes del castrismo.