Madre de joven detenido tras las protestas: “Tengo miedo que me le hagan algo”

“Yo tengo miedo que me le hagan algo” es la frase que más repite Milagros Machín Ponce al hablar de su hijo Yordan Manuel Escobar Machín, quien está detenido desde el 14 de julio último por participar en las protestas que ocurrieron en La Habana el domingo 11 de julio.
Yordan Manuel Escobar Machín, detenido desde el 14 de julio
 

Reproduce este artículo


Yo tengo miedo que me le hagan algo” es la frase que más repite Milagros Machín Ponce al hablar de su hijo Yordan Manuel Escobar Machín, quien está detenido desde el 14 de julio último por participar en las protestas que ocurrieron en La Habana el domingo 11 de julio.

Escobar Machín tiene 20 años, es afrodescendiente y reside en un barrio de Centro Habana. No es una figura pública, no es un detenido con una red de amigos que visibilicen su caso e influyan en las redes. 

Para el régimen cubano es uno más de los “marginales” que protagonizaron lo que ellos llaman“disturbios”, uno de los que merecen ser penados bajo la figura delictiva de “desorden público”.

El 14 de julio pasado Milagros vió cómo seis hombres, que se identificaron como agentes del “DTI de Plaza de la Revolución”, detenían por la fuerza a su hijo dentro de la casa y se lo llevaban en “un carro azul”, del que, con su estado de nerviosismo, no identificó la marca.

Un día antes Escobar Machín había estado cerca de un altercado entre jóvenes y policías en la calle Penalver en Centro Habana. Todos fueron detenidos al día siguiente. 

Los captores estuvieron en horas de la mañana preguntando por Escobar Machín. Su madre les dijo que no estaba. Cuando regresó en horas del mediodía fueron a arrestarlo.

“No sé si lo estaban esperando o alguien les avisó”, dijo Machín Ponce a ADN Cuba.

Desde ese día yo no sé más nada de Yordan. Me dijeron que se encontraba con COVID-19 en la sala penal de La Covadonga, he ido dos veces y me dicen que no está ahí. He ido a Picota y me dicen que no está, en ningún lado. Necesito ayuda. Para mí lo habrán golpeado o le habrán hecho algo”, aclaró.

Los demás detenidos de Penalver están libres; pero el paradero de Yordan continúa siendo desconocido. Su madre supone que tenga que ver con su participación en las manifestaciones.

“He ido a casi todas las estaciones y no me dicen nada. El día que se lo llevaron me dijeron que estaría en Zanja, yo fui y pregunté y me dijeron que no tenían conocimiento. Me trataron con muy mala forma como si hubiese cometido un delito.

"Tengo miedo porque Yordan es asmático y tengo miedo de que me le peguen COVID-19 o le hagan algo, ese es el temor mío. Hay mucha trampa con él, no sé cuál es el problema que tiene con él, que no hay respuesta. Veo mucho silencio”, contó.

Las protestas antigubernamentales en Cuba ocurrieron el 11 de julio en más de 60 localidades. El inició lo marcó una manifestación en el municipio San Antonio de los Baños, luego otra en Palma Soriano, hasta que toda la isla estalló durante unas horas.

La ONG Cubalex, que da asesoría legal a defensores de derechos humanos, ya suma en su listado más de 700 casos entre detenidos y desaparecidos a raíz de las protestas.