Cubadebate: investigan denuncias de abuso sexual contra Fernando Bécquer

Según el medio oficialista, la Fiscalía y la Policía estarían investigando las denuncias de acoso sexual contra el trovador, que provocaron un escándalo a inicios de diciembre.
Bécquer-Artista.jpg
 

Reproduce este artículo

El trovador cubano Fernando Bécquer, señalado como acosador sexual por medios independientes, está siendo investigado por la Policía y la Fiscalía, reveló este 30 de diciembre Cubadebate.

En paralelo, especialistas e integrantes del secretariado nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), y del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), prestan asesoramiento legal y psicológico a las mujeres afectadas, añadió el medio.

"Es deber" de las instituciones cubanas “llevar estos hechos a manos de la justicia” para esclarecer lo que sucedió “durante más de 10 años, casi 20 por lo que estoy viendo en algunos de los testimonios, han sufrido desmanes de este hombre”, declaró a Alma Mater la escritora Elaine Vilar Madruga, una de las afectadas.

El artículo celebró las denuncias de muchas mujeres, quienes aprovecharon la oportunidad para hacer públicos los episodios de acoso perpetrado por el artista, aunque también criticó las lecturas “oportunistas” que, a juicio de las autoras, buscaban otorgarle carácter político al suceso y “desacreditar al país”.

El “caso Bécquer” salió a la luz el 8 de diciembre de 2021, cuando cinco mujeres denunciaron públicamente al trovador por abusos sexuales entre los años 2002 y 2012 en un reportaje publicado por la revista El Estornudo.

La nota incluye los testimonios de presuntas víctimas de Bécquer: Any Cruz, Lilliana H Balance, Claudia Expósito y otras dos mujeres con identidades protegidas, bajo los seudónimos de Silvia y Patricia.

El artículo causó gran impacto en redes sociales y otras mujeres revelaron sus experiencias de acoso y violaciones, mientras que varios trovadores salieron a apoyarlo.

Un día después de explotar el escándalo, el cantautor dijo al terminar un concierto en La Habana que era víctima de una “calumnia” y se declaró un seguidor de “la Revolución”.

Bécquer es un habitual participante en iniciativas de propaganda organizadas por el Ministerio de Cultura y en eventos políticos. A finales de octubre descalificó como “una farsa” la convocatoria para el 15 de noviembre a una Marcha Cívica por el Cambio y a favor de los derechos humanos.