Iglesia católica en Villa Clara suspende actividades de verano por posible brote de coronavirus
El Obispado de Santa Clara informó sobre la detención en las parroquias de Placetas y Fomento “de las actividades de verano, así como la convivencia de los acólitos”; a raíz del posible contagio de un adolescente, que junto a otro grupo de participantes, asistió a una convocatoria de la iglesia
Parroquia de San Atanasio de Placetas
 

Reproduce este artículo

La oficina de prensa del Obispado de Santa Clara publicó un mensaje emitido por Mons. Arturo González, obispo diocesano y el padre Jean Pichón, párroco de San Atanasio, referente a nuevos posibles contagios de COVID-19 en el municipio de Placetas, provincia Villa Clara, al centro de Cuba.

Según el comunicado compartido en la página oficial de Facebook de diócesis villaclareña, “un grupo de 54 personas (P.Gregorio, animadores y adolescentes) de la parroquia de Placetas participaron en una convivencia-paseo el miércoles pasado” y luego uno de los adolescentes ha sido reportado como “posible contagio” del coronavirus.

“Las autoridades sanitarias están procediendo al aislamiento de todos. Lamentamos lo sucedido y les acompañamos con nuestra oración. Dios quiera que estas experiencias nos enseñen porque los riesgos nunca faltan, aunque las medidas se tomen”, refirió el Mons. Arturo González.

Por su parte, el párroco, Jean Pichón, precisó a los fieles de las parroquias de Placetas y Fomento, que “debido al reciente rebrote de la epidemia de COVID-19 y a la triste experiencia de nuestro grupo de adolescentes, les comunico que decidí cancelar las actividades de verano para los niños, adolescentes y jóvenes, así como la convivencia de los acólitos”.

“Esta decisión tiene como meta apoyar a las familias y extremar las medidas de protección de la juventud, así como preservar lo más posible la vida sacramental en las parroquias y sus comunidades”, agregó.

Pichón, añadió además que lamentaba lo sucedido con el grupo de adolescentes, “donde un muchacho está con sospecha de COVID-19. Esto llevó las autoridades a proceder al aislamiento del P.Gregorio, de los animadores y los adolescentes”. “Quiero aquí asegurar –sostuvo- a las familias de la oración y cercanía de toda la comunidad. No duden en pedir ayuda. Estoy convencido que todos nos esforzaremos en apoyarles en lo que podamos”.

“(…) Este acontecimiento nos recuerda que la seguridad absoluta no existe frente a la epidemia. Hay riesgos en la calle, las tiendas, las colas, los transportes, nuestras propias casas y también en los templos y capillas. Debemos ser prudentes, sin ceder al pánico. Tomar medidas higiénicas, sin dejar de vivir. En medio de esta prueba les invito a fijar la mirada en Cristo y profundizar cada día nuestra vida espiritual”, se incluye en el mensaje enviado por el párroco.

De acuerdo a las informaciones publicadas “las autoridades confirmaron al obispo que no existía ninguna restricción específica en cuanto a las celebraciones litúrgicas”. No obstante, los representes del Obispado en Villa Clara, señalaron que “seguimos aplicando las medidas higiénicas y mantenemos la vida sacramental y comunitaria que tanto necesitamos en este tiempo de prueba. Invito cada uno de ustedes a actuar con responsabilidad, valorando lo que es aconsejable y prudente debido a su situación, su edad y su salud”.

 

Al cierre del día de ayer las autoridades sanitarias cubanas confirmaron 35 nuevos casos de contagios, con un acumulado de 3 mil 128 en el país. De los 3 mil 128 pacientes diagnosticados con la enfermedad, se mantienen ingresados confirmados 534 (17,1%), 528 el 98,9% con evolución clínica estable. Se reportan 88 fallecidos (ninguno del día) y 2 pacientes en estado crítico y cuatro en estado grave.