HRW: ¿Cuándo va a entender Díaz-Canel que disentir no es un delito?

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW)  denunció las detenciones arbitrarias realizadas por la policía política en Cuba
HRW: ¿Cuándo va a entender Díaz-Canel que disentir no es un delito?
 

Reproduce este artículo

El director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, denunció las detenciones arbitrarias realizadas por la policía política en Cuba este lunes y alertó sobre el incremento de la represión contra los integrantes del Movimiento San Isidro (MSI).

“Mi preocupación por los artistas y activistas del MSI que han sido arrestados y acosados hoy [lunes] por el régimen cubano. Exigimos su liberación inmediata”, expresó Vivanco en Twitter.

“¿Cuándo va a entender Miguel Díaz-Canel que disentir no es un delito?”, cuestionó el prestigioso abogado chileno, una autoridad en materia de derechos humanos.

Este lunes 5 de abril fueron arrestadas arbitrariamente en la isla, los siguientes artistas, activistas o periodistas independientes. La lista fue compartida por el científico y activista opositor Oscar Casanella en su perfil de Facebook:

1- Esteban Rodríguez (detención violenta liberado a las 1:37 pm)

2- Manuel de la Cruz (Payaso de la actividad para los niños organizada por Luis Manuel Otero Alcántara en la sede del MSI)

3- Luis Manuel Otero Alcántara

4- Héctor Valdés Cocho (ya fue liberado)

5- Kirenia Yalit Nuñez Perez (ya fue liberada)

6- María Matienzo (ya fue liberada)

7- Dra. Nelva Ismarays Ortega (esposa de José Daniel García Ferrer) (ya fue liberada)

8- Fátima Victoria Ferrer (hija de 16 años de José Daniel) (ya fue liberada)

9- Yaniris Popa

Personas sitiadas a las que se le prohíbe arbitrariamente la salida de su residencia:

1- Yasser Castellanos

2- Iliana Hernández

3- Jorge Luis Capote Arias

4- Oscar Casanella

5- Abu Duyanah Tamayo

6- Camila Acosta

7- Iris Ruiz

8- Amaury Pacheco OmniPoeta

9- María Matienzo

10- Osmani Pardo Guerra

11- Carolina Barrero

En Camagüey también permanece encarcelado el activista Bárbaro de Céspedes conocido como “El Patriota”, quien realizó este 2 de abril una protesta en conmemoración al Viernes Santo y en contra de la dictadura castrista.

De Céspedes, vestido con una bandera cubana, que se pintó sobre su cuerpo, y una cruz en la que escribió “61 años de dictadura, llegó hasta la iglesia Nuestra Señora de la Merced con su protesta.

Según dijo, intentaba hacer una mezcla de la simbología del martirio cristiano y los vejámenes que sufre Cuba a manos del régimen castrista, en una fecha propicia para esto: las conmemoraciones por Viernes Santo y Semana Santa.

“Esta cruz la traigo como representación del pueblo sufrido de Cuba”, dijo El Patriota cuando entró al templo, donde fue interceptado por el personal, quien le impidió entrar a la iglesia; y luego fue apresado arbitrariamente.

Según denunció la madre del activista, Elena Hernández, en una entrevista con La Hora de Cuba transmitida por la página de Facebook de este medio, el régimen prevé hacerle un juicio al activista.

Mi hijo está tratando de salvar a su país del comunismo, el hambre, la miseria, la necesidad… Eso es lo que él grita por la calle. Él no dice vamos  a poner una bomba, romper una vidriera, incendiar una edificio; pide que cese el comunismo para que haya comida, libertad de palabras, -porque como pantalla se dice que hay libertad de palabras, pero verdaderamente no la hay-”, expresó la anciana.

 

478 acciones represivas: así terminó marzo para los cubanos

Por su parte, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció en un comunicado al que tuvo acceso ADN Cuba, que en la isla “se mantiene el clima represivo contra activistas y periodistas independientes”. Los observadores han documentado al menos 478 acciones represivas, de las cuales 114 son arrestos arbitrarios.

Los principales abusos registrados por la organización no gubernamental durante marzo, fueron: hostigamientos, sitios de viviendas, amenazas, citaciones policiales y multas.

“Nos preocupa sobremanera que, en este contexto, la respuesta del gobierno al aumento de la indignación y protesta populares sea la represión. Posiblemente en los próximos meses aumente la desesperación de la gente ante la difícil situación y la falta de soluciones, cuando no indolencia, por parte de las autoridades”, advirtió el OCDH.