Detienen a miembros de Yorubas Libres de Cuba

Yorubas Libres ha sido objeto de detenciones arbitrarias y acoso en varias ocasiones durante los últimos dos años.
Yorubas-Libres
 

Reproduce este artículo

Miembros de la Asociación Yorubas Libres de Cuba fueron arrestados por agentes de la Seguridad del Estado ayer 12 de julio, aseguró este martes Global Liberty Alliance.

Según la organización pro-derechos humanos, el operativo ocurrió como parte de los arrestos preventivos debido al levantamiento popular en Cuba, durante el cual cayeron en manos de la policía o están desaparecidos decenas de activistas opositores.

Cuatro miembros de la organización fueron arrestados, mientras unos 11 están en peligro de serlo, aseguró a ADN Cuba el abogado Jasón Poblete.

Yorubas Libres tiene su zona de acción en la provincia Villa Clara, al centro de la isla, y ha sido objeto de detenciones arbitrarias y acoso en varias ocasiones durante los últimos dos años.

En febrero de 2020, la policía cubana detuvo a Eliaisys Almeida Pavón, jefa de Relaciones Públicas de los Yorubas Libres, por presuntamente visitar la casa de un conocido disidente cubano.

En marzo, los líderes de esa organización Donaida Pérez Paseiro y Loreto Hernández García fueron arrestados por la policía, quienes los amenazaron e insultaron por su credo.

“Durante años, a los Yorubas Libres de Cuba –ciudadanos cubanos– se les ha negado el acceso a sus propios tribunales y mecanismos de resolución de disputas. Sin inmutarse, los yorubas tuvieron éxito hoy y exigirán reparación de sus agravios en un foro en la isla”, aseguró Poblete.

Miembros de congregaciones religiosas figuran entre los detenidos durante las jornadas de protestas en la isla. Entre ellos se encuentran Yeremi Blanco y Yarian Sierra, dos pastores de la Misión Bautista Berea en Matanza y el reverendo Yusniel Pérez Montejo de la Convención Bautista del Este.

Además, según los informes, las autoridades agredieron al padre Castor José Álvarez y lo detuvieron en Camagüey.

Las protestas llegan este martes a su tercera jornada, sin que parezcan disminuir en intensidad y extensión, según los reportes que llegan desde la isla. Los cubanos siguen saliendo de forma intermitente a las calles en más de 40 localidades del país, mientras el gobierno contesta con porrazos, policías antimotines y movilización de adeptos.

La Habana, capital de Cuba, está entre los epicentros del levantamiento popular; barrios de la periferia, los más golpeados por la crisis económica, se alzaron el domingo y el lunes. Las imágenes muestran a las fuerzas antimotines repartiendo golpes y llevándose a jóvenes a la cárcel.

El régimen cortó el servicio de internet, según fuentes especializadas, para evitar que trasluciera el alcance del estallido y la represión, pero la información continua filtrándose hacia los medios independientes.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.