Gobierno de EE.UU: “El ejército cubano se apodera de moneda fuerte para sus propios fines”
"Los militares del general Raúl Castro no se beneficiarán de los generosos y bien intencionados fondos que las familias envían al pueblo cubano", afirmó un portavoz
Raúl Castro y dólares. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Un borrador publicado la semana anterior por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés), reveló que el gobierno de Estados Unidos prohibirá, desde el próximo 27 de noviembre, el envío de remesas a Cuba a través de empresas controladas por militares, como Fincimex.

El diario independiente CubaNet obtuvo declaraciones de un portavoz del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, quien aseguró que “esta acción elimina al ejército de Cuba del proceso de remesas”.

El borrador de la nueva sanción fue publicado en el Registro Federal. Dicho documento expresa que “nada autoriza una transacción relacionada con la colección, reenvío o recepción de remesas que involucren a cualquier entidad o subentidad identificada en lista restringida”.

La fuente de CubaNet, expresó: “Los militares del general Raúl Castro no se beneficiarán de los generosos y bien intencionados fondos que las familias envían al pueblo cubano. El ejército cubano se apodera de la moneda fuerte para sus propios fines: financiar su intervención en Venezuela y su represión en casa. Toman una parte y también obligan a los cubanos a comprar productos a precios elevados en las tiendas controladas por el gobierno. Cuba es el único país del hemisferio donde los militares reciben una parte de las remesas”.

Cuestionados por el impacto de esta medida en el “cubano de a pie”, el funcionario aseguró que “aún se pueden enviar remesas a Cuba, pero no a través de las manos de los militares”.

Según publicó CubaNet, “las regulaciones aún permiten remesas hacia o desde Cuba que no involucren entidades o subentidades en la Lista Restringida de Cuba. Alentamos a las personas que envían remesas a Cuba a utilizar canales que no beneficien a los militares cubanos. Defendemos al pueblo cubano para que obtenga el máximo beneficio de sus familias”.

La fuente declinó adelantar información sobre otras posibles sanciones que podrían ser tomadas a corto plazo por el gobierno de Estados Unidos, contra el régimen cubano.

Sin embargo, sostuvo que “Estados Unidos no permitirá que su sistema financiero sea manipulado para apoyar a los dictadores cubanos y a los violadores de los derechos humanos”.

Fincimex, subsidiaria de la corporación Cimex y perteneciente al Grupo de Administración Empresarial S.A. (Gaesa) –que tiene al mando el general de brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja–, controla más de la mitad de remesas que llegan a la isla. Con esta nueva sanción, una de las compañías extranjeras afectadas sería Western Union.

Desde el 5 de junio, el gobierno estadounidense sancionó a Fincimex y dijo que esta medida “ayudará a abordar los intentos del régimen de controlar el flujo de divisas que pertenece al pueblo cubano”.

Fincimex fue constituida en Panamá como una sociedad privada cubana en 1984, y controlada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Desde 1999, Western Union cuenta con autorización del Departamento del Tesoro para operar en Cuba, donde cuenta con más de 420 sucursales radicadas en 168 municipios del país. Aunque la compañía no reporta datos sobre el valor de sus transacciones, es el mayor operador de los tres mil 500 millones de dólares que anualmente llegan en remesas a destinatarios radicados en la isla.