Funcionarios de la UEB Torrefactora de Camagüey adulteraban con cáscara el café de la canasta básica
Según un reporte de la televisión camagüeyana, “un grupo de directivos malintencionados sustraían grandes cantidades de ese producto (café) de la torrefactora de Camagüey con ánimo de lucro”.
Café Hola
 

Reproduce este artículo

Este 27 de agosto, la televisión local de Camagüey se refirió a la actividad delictiva de varios funcionarios de la UEB Torrefactora de esa provincia, los cuales adulteraban con cáscara tostada los paquetes de café marca Hola, vendidos en la canasta básica.

Según el reporte de la televisión camagüeyana, “un grupo de directivos malintencionados sustraían grandes cantidades de ese producto (café) de la torrefactora de Camagüey con ánimo de lucro, con el agravante de que le incorporaban la trilla y otros desperdicios al producto durante el proceso de molido”.

Además, de acuerdo con el reporte televisivo los directivos de la UEB citada “elevaban el punto del tueste durante el molido para aumentar el peso y la cantidad (del producto) y sacarle así mayor provecho a sus ventas, lo que atentaba contra el olor, color y sabor del café”.

Por su parte, una oficial del Ministerio del Interior (Minint) entrevistada por la televisión local especificó que tales ilegalidades fueron detectadas “a partir de las quejas de la población recibidas por la máxima por la mala calidad del café”.

La oficial también especificó que la trilla ―el desperdicio que se agregaba a los paquetes de café― “no es más que un desecho sólido que cae a partir del proceso de tueste del café y del chícharo”.

Según la fuente, cuatro directivos de la empresa “se encuentran en estos momentos cumpliendo prisión provisional, luego de radicárseles una denuncia por el delito de infracción de las normas de protección del consumidor”.

Por su parte, la televisión acotó que la adulteración del café había provocado la explosión de varias cafeteras en hogares camagüeyanos.

Tras el inicio de la pandemia de coronavirus en la Isla, las autoridades del régimen cubano emprendieron una campaña mediática contra figuras popularmente conocidas como coleros, revendedores y acaparadores. Aunque los medios oficiales han difundido la campaña estatal contra el sector no estatal, raras veces publica reportajes de corrupción en empresas estatales.

Cuando lo hace, solo apunta a funcionarios de baja jerarquía y nunca al sistema que admite la corrupción.

En este sentido, un reporte del Sistema Informativo de la Televisión Cubana se refirió a finales de junio al robo de núcleo enzimático, una materia prima fundamental para la producción de pan, en un almacén de la Empresa Provincial de Producción de Alimentos (EPPA) de Villa Clara.

De acuerdo con el medio oficial, uno de los trabajadores de la entidad, en complicidad con otros que tenían acceso al local donde se almacenaban los sacos de núcleo enzimático, adulteraba el producto.

De acuerdo con la investigación desarrollada por la Policía Técnica e Investigativa de Villa Clara, fueron adulterados 47 sacos de núcleo enzimático.