Denuncian robo en la Empresa Provincial de Producción de Alimentos de Villa Clara
Una auditoría realizada a la Empresa Provincial de Producción de Alimentos de Villa Clara detectó faltantes en varios productos valorados en 7741 pesos en moneda nacional, según medios oficiales.
Empresa Provincial de Producción de Alimentos de Villa Clara
 

Reproduce este artículo

Un reporte del Sistema Informativo de la Televisión Cubana se refirió este miércoles al robo de núcleo enzimático, una materia prima fundamental para la producción de pan, en un almacén de la Empresa Provincial de Producción de Alimentos (EPPA) de Villa Clara.

De acuerdo con el medio oficial, uno de los trabajadores de la entidad, en complicidad con otros que tenían acceso al local donde se almacenaban los sacos de núcleo enzimático, adulteraba el producto.

El presunto autor de los hechos abría los sacos, extraía una parte del producto y ocultaba el faltante añadiendo harina de trigo.

Según el reporte del Noticiero Estelar de la Televisión (NTV) cada paquete de 10 kilogramos de núcleo enzimático permite producir más de 208 000 unidades de pan destinadas a la canasta básica. Esa misma cantidad ―10 kg― están valoradas en más de 3000 pesos cubanos en el mercado informal.

De acuerdo con la investigación desarrollada por la Policía Técnica e Investigativa de Villa Clara, fueron adulterados 47 sacos de núcleo enzimático.

La reciente auditoría realizada a la Empresa Provincial de Producción de Alimentos de esa central provincia también detectó faltantes en otros productos valorados en 7741 pesos en moneda nacional, según el reporte del NTV.

Durante la pandemia de COVID-19, la oficialidad cubana ha lanzado una campaña contra las ilegalidades y el mercado negro, lo que ha agravado la escasez de productos básicos en Cuba, mientras los medios estatales divulgan con carácter ejemplarizante los procesos sumarios contra los acusados de acaparamiento y otros delitos.

A mediados de junio, la Policía de Cienfuegos acusó a un administrador del centro gastronómico llamado Viatén por el robo de 29 000 panes para alimentar animales de crianza, informan medios locales.

El establecimiento está ubicado en el municipio de Cruces, batey Marta Abreu. Según la prensa oficial, el administrador aprovechó el cierre del establecimiento por la pandemia para desviar diariamente la producción de 1000 panes hacia la vivienda de un familiar.

La Jefatura del Ministerio del Interior en el territorio asegura que en el proceso de instrucción se determinó que de la panadería El Momo salieron con ese destino 29 000 unidades de pan de 60 gramos, 26 000 de los cuales correspondieron al mes de abril y 3000 a los primeros días de mayo.

A juzgar por los informes de medios locales, estos hechos implican un daño real superior a lo numéricamente establecido. Algunos de los productos son en sí mismos o proceden de materias primas importadas a elevados precios en el mercado internacional. Todos constituyen alimentos de alta demanda popular que no llegaron a su destino.