Funcionario del régimen asegura que Jazz Café de La Habana no será tienda MLC

El vicepresidente provincial Luis Carlos Góngora, negó que ese centro nocturno esté próximo a convertirse en una de las tiendas gubernamentales que vende en divisas extranjeras, como venían denunciando alarmados varios artistas y ciudadanos
Salón del Jazz Café. Foto: Tomada de netssa.com
 

Reproduce este artículo

El vicepresidente del Consejo de Administración Provincial de La Habana, Luis Carlos Góngora Domínguez, negó que el centro nocturno Jazz Café esté próximo a convertirse en una de las tiendas gubernamentales que vende en divisas extranjeras, como venían denunciando alarmados varios artistas y ciudadanos.

El revuelo de días pasados en las redes sociales respecto a este asunto, ha cesado luego de un post en Facebook en el que Góngora asegura enfáticamente que “el Jazz Café no será una tienda MLC [moneda libremente convertible]”.

Atizados por la indignación con los mencionados comercios y acostumbrados –por la opacidad y el secretismo de los medios de comunicación estatales y el gobierno– a que en la isla el “rumor” es casi una noticia, muchos se manifestaron contra la supuesta conversión del centro cultural, incluidos artistas como los trovadores Silvio Rodríguez y Frank Delgado.

“A pesar de todas las publicaciones que lo afirman, el JAZZ CAFÉ seguirá siendo un lugar de la noche habanera, para los amantes de jazz y de la buena música cubana”, escribió el vicepresidente provincial.

El funcionario del régimen afirmó que “los operadores de ese emblemático espacio han asegurado que, al concluir los trabajos de reparación en el mismo, comenzará su montaje y restablecimiento para el servicio al público”.

Este fin de semana en las redes sociales circuló la denuncia que refiere el supuesto desmantelamiento del Havana Jazz Café, ubicado en Ave. 1ra. Esquina a Paseo, en el Vedado habanero, que servía de encuentro para quienes preferían disfrutar del género. Su ubicación frente al malecón habanero y los hoteles Cohiba y Riviera lo convirtieron en un espacio privilegiado cuya esencia era fundamentalmente la música en vivo.

Según el rumor, se temía que esto ocurriera sin otra razón que ampliar la red de tiendas que coexistían en Galerías Paseo, que hasta ahora funcionaban con la moneda CUC, pero que han cedido terreno a las MLC, en el contexto de renovado apetito de la dictadura por los dólares estadounidenses y otras “monedas fuertes”.

Varios artistas cubanos se pronunciaron al respecto, como el productor y fotógrafo Carlos Hueso quien comentó en su perfil de Facebook

“El jazz café Galerías paseo dejará de ser un elegante y popular centro nocturno Habanero situado en el tercer piso del edificio tiendas Galerías Paseo con su hermosa vista panorámica entre sus estructuras y diseño de paredes de cristales como grandes y atractivos ventanales donde se divisa el mar con parte del litoral Malecón Habanero, el Hotel Habana Riviera, y frente del Hotel Meliá Cohíba (...) ahora para ocupar su área para ventas comerciales dentro del complejo tiendas en MLC”.

Hueso agregó en su publicación “Se nos va jazz café galería paseo donde siempre recordaremos sus noches de jazz de tantos estilos e improvisaciones”.

Muchos internautas atribuyeron “la mala decisión” a personas que les importa más la dolarización de la economía que el detrimento de la cultura. “Este era uno de los pocos espacios donde hacía mis presentaciones”, se lamenta un joven jazzista. “Los lugares se añejan y son insuperables, los clubes como el Jazz Café son insustituibles por mucho que se empeñen”, afirma otro usuario en las redes.

El actor Mario Guerra por su parte, también dejó saber su desagrado con el presunto desmantelamiento. De igual manera el rockero Dagoberto Pedraja comentó “'Yazz' se acabó”, evidenciando su convencimiento del fin de las presentaciones en el sitio.

El Habana Jazz Café ha sido testigo de lo mejor y más destacado del panorama jazzístico cubano contemporáneo. Hasta este sitio llegaron figuras como Roberto Fonseca, Alejandro Falcón, César López y Michel Herrera. De igual manera usualmente es sede de eventos y festivales como el Jazz Plaza y ahí dejó también su huella el maestro Arturo O´Farrill.