Familia Miranda Leyva detenida arbitrariamente por quinta vez en diciembre

Los hermanos Fidel Batista Leyva, Ana Iris y Ada Iris Miranda fueron detenidos arbitrariamente y víctimas de violencia por parte de agentes castristas
Las gemelas Anairis y Adairis Miranda Leyva y su hermano Fidel Batista Leyva, junto a su madre Maydolis Leyva Portales (Diario Las Américas)
 

Reproduce este artículo

La familia Miranda Leyva, residente en la provincia de Holguín, e integrante del grupo opositor Olegario Charlot Spileta y ex presos políticos y de conciencia; este 15 de diciembre volvió a ser víctima de violencia por parte de agentes castristas, según reportó CubaNet.

Los hermanos Fidel Batista Leyva, Ana Iris y Ada Iris Miranda fueron detenidos arbitrariamente, cuando se dirigían a una estación policial “para presentar una denuncia contra los oficiales de la Seguridad del Estado que se hacen llamar Evelio y Alexander, 'por intento de violación'”, precisó el citado medio independiente.

Maidolis Leyva Portelles, madre de los activistas, señaló que sus “hijos fueron golpeados y llevados hacia los calabozos por querer demandar a los esbirros que los violentaron el día 14. Los liberaron luego de casi 23 horas”. De acuerdo a la información de CubaNet, el pasado día 14, también “fueron arrestados todos los miembros de la familia, incluyendo dos menores de 12 y 14 años de edad”.

Leva Portelles, detalló: “A mi hija Ada Iris le rompieron el ajustador y la blusa, y la manosearon amenazándola con ser violada sexualmente, aprovechando que se encontraba esposada y de espalda. No fue suficiente para que al día siguiente se los llevaran a los tres –Ada, Ana y Fidel– y los golpearan en los mismos lugares del cuerpo que ya le habían lastimado”.  

Según sus declaraciones a CubaNet además “les fue ocupado el certificado médico que emitió el hospital del municipio Gibara”.

“El día 14 deportaron para Gibara a mis tres hijos, y a nosotros para Holguín. Hace un par de meses estábamos allí, pero se nos acabó el dinero por eso nos fuimos. Pero los esbirros en represalia me dejaron a los muchachos en Gibara, sabiendo que no tenían un centavo para regresar. Ya esta es la quinta detención en diciembre, nos quieren volver locos a los niños y acabar con nosotros”, advirtió la madre de los opositores del régimen cubano.  

La familia Miranda Leyva desde el mes de julio comenzó a denunciar la escalada de acoso y hostigamiento de vecinos orquestados por la Seguridad del Estado; así como de mítines de odio en su contra.

En septiembre pasado los activistas holguineros tuvieron que abandonar su residencia después que agentes de las “brigadas de respuesta rápida” del régimen vandalizaran su viviendal La familia Miranda Leyva debió ocultarse en otra casa por temor a más represalias.

Luego decidieron trasladarse a la sede del arzobispado en Holguín. Desde el portal de esta institución realizaron una huelga de hambre por varios días.

Ada Iris Miranda se encuentra actualmente bajo la amenaza de perder la custodia de sus dos hijos, según alega el régimen por incurrir en “actos contrarios al normal desarrollo del menor”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha denunciado que los Miranda Leyva“se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Cuba” y otorgó medidas cautelares de protección a su favor.

“Debemos enfatizar que de esta familia cuatro fueron declarados Prisioneros Políticos y de Conciencia por Amnistía Internacional, según Urgent Action 25/6001/2017 el 03/31/2017, posteriormente Amnistía Internacional emitió varias acciones urgentes a favor de los cuatros miembros de esta luchadora familia por los Derechos Humanos del pueblo cubano”, se refiere en el  documento publicado por Cubanet.