Entregan 3000 firmas por liberación del pastor cubano Lorenzo Rosales

Representantes de una ONG británica acudieron a la embajada de Cuba en Londres a entregar las firmas, donde fueron ignorados por los diplomáticos.
Pastor-Lorenzo-Rosales.png
 

Reproduce este artículo

Ciudadanos británicos acudieron este 8 de diciembre a la Embajada de Cuba en Londres para entregar un documento que pide la libertad de Lorenzo Rosales, pastor evangélico detenido el 11 de julio en Palma Soriano, Santiago de Cuba.

Scot Bower, director de la ONG Christian Solidarity Worldwide (CSW), transmitió en Facebook el momento en que él y tres personas más intentaban convencer a los funcionarios de La Habana para que recibieran 3000 firmas a favor de la excarcelación de Rosales.

Los diplomáticos cortaron bruscamente la comunicación mediante el intercomunicador de la embajada. Luego los británicos insistieron sin éxito. Él y sus acompañantes pasaron los papeles bajo la puerta de la sede diplomática.

Rosales fue arrestado en julio y encerrado en la prisión de Boniato, Santiago de Cuba. Enfrenta juicio por los delitos de desacatodesorden público y atentado.

Otros dos pastores resultaron detenidos en las protestas del 11J, Yéremi Blanco Ramírez y Yarian Sierra Madrigal, pero luego fueron puestos en libertad bajo arresto domiciliario el 24 de julio.

Ambos pertenecen a la Iglesia Bíblica de la Gracia en Matanzas y fueron apresados durante una manifestación pacífica en la ciudad el pasado domingo a las 7:30 p.m., confirmó a ADN Cuba el pastor de Holguín, Jatniel Pérez, presidente del Seminario Bíblico "William Carey".

Hasta la fecha, organizaciones de derechos humanos de la sociedad civil independiente en Cuba han documentado 1283 personas detenidas a raíz de las manifestaciones del 11 de julio. De ellas, al menos 540 continúan en prisión y otras 42 han sido condenadas en procedimientos sumarios.

Tras las protestas del 11 de julio de 2021, miles de cubanos fueron encarcelados y otros cientos, juzgados bajo las figuras de “sedición”, “desacato”, “instigación a delinquir” entre otras. Desde octubre, la Fiscalía comenzó a exigir sanciones y se celebraron los juicios. Las penas oscilan entre pocos meses y más de 20 años de cárcel.

La organización jurídica independiente Cubalex ha manifestado preocupación por el uso de la figura de sedición, de una elevada connotación política indemostrable en la mayoría de los casos a raíz de las protestas populares, “para imponer sanciones ejemplarizantes al menos a 122 personas”.

Según datos de Civil Rights Defenders y Prisoners Defenders, Cuba tiene la mayor población penal del mundo en relación a su cantidad de habitantes, con unos 90 000 reos en enero de 2020.