Ex agente denuncia presunta injerencia de Inteligencia Cubana en Chile

El ex agente cubano Enrique García denunció este jueves que hay injerencia de la Inteligencia de la isla para desestabilizar Chile.

En entrevista al medio El Líbero, García aseguró que el encargado de operar en el país sureño es Warnel Lores Mora, quien figura oficialmente como ministro consejero de la embajada cubana en Santiago.  

"En abril del 2018 inició sus funciones como ministro Consejero de la embajada de Cuba en Chile, posición diplomática que enmascara, es fachada, de su verdadera función como jefe de centro de la inteligencia cubana en Chile. Su nombramiento como jefe de centro es una promoción dentro de su carrera de oficial de inteligencia”, dijo el ex capitán de la Inteligencia Cubana.

Enrique García trabajó 11 años como oficial de la Dirección General de Inteligencia (DGI) del Ministerio del Interior. Mientras estaba en servicio activo ejerció como vicecónsul en Bolivia y como representante de Comercio Exterior en Ecuador, pero al mismo tiempo era un agente encubierto.

Desertó el 8 de enero de 1989, y ahora reside en Estados Unidos, desempeñándose como analista y consultor político.

Agregó que "Lores Mora es el encargado de todo, de dirigir toda la red clandestina de agentes de Cuba en la República de Chile, de todo el trabajo clandestino para subvertir el país. Tiene una cuota de responsabilidad directa y principal de estos hechos. El jefe de centro dirige las operaciones cubanas y también las de Venezuela en Chile".

Además describió el modo de operar de la Intelgiencia. "Buscan estar en el gobierno, en los partidos políticos, en las fuerzas armadas, los servicios de seguridad, las universidades, en toda la sociedad. Con ellos, Cuba no solo se informa, sino que influye en los acontecimientos". 

 

 

El estallido social en Chile, que se mantiene hasta el día de hoy, ha dejado 18 muertos de saldo.

Los manifestantes portan carteles pidiendo la renuncia del presidente Sebastián Piñera y mostrando su contrariedad con las medidas que este presentó hace días para mitigar el clamor popular que ha tomado las ciudades del país austral como aumento del salario mínimo, mejora de las pensiones o rebaja del precio de la luz.