Colaborador de ADN Cuba entre periodistas más reprimidos en 2020
Esteban Rodríguez, Iliana Hernández y Camila Acosta, son algunos de los periodistas más reprimidos en Cuba durante el 2020, según el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa
Colaborador de ADN Cuba, Esteban Rodríguez.
 

Reproduce este artículo

 Esteban Rodríguez, de ADN Cuba, Iliana Hernández, de CiberCuba, y Camila Acosta, de CubaNet, fueron los periodistas independientes más reprimidos en la isla en 2020, donde la persecución contra los comunicadores aumentó exponencialmente en comparación con el año anterior, según un Balance​ Parcial emitido por el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP).

De acuerdo con el informe, durante el año fueron reportadas 438 acciones que atentaban contra de la libertad de prensa, lo cual refleja un 53% más de violaciones por parte del régimen en comparación con el año anterior, en el cual fueron reportados 287 casos.

Entre las arbitrariedades más comunes cometidos por la policía política contra los informadores independientes se cuentan las “detenciones arbitrarias” que suman un total de 234, seguidas por 123 “amenazas y agresiones psicológicas, 41 restricciones en el espacio digital, 33 abusos del poder estatal y 6 agresiones físicas”.

El arresto y posterior condena a un año de prisión del escritor y periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces fue el único caso de encarcelamiento tras un proceso y el informe destaca el deteriorado estado físico de Quiñones Haces al ser liberado tras cumplir la condena, lo cual, explica, se debió los “tratos crueles, inhumanos y degradantes recibidos”.

El mayor numero de detenciones tuvo el propósito de alejar a los comunicadores de las zonas donde se desarrollaron protestas, marchas o manifestaciones pacíficas protagonizadas por actores de la sociedad civil y, según ICLEP, la huelga de hambre realizada por los miembros del Movimiento San Isidro dieron lugar a que la curva ascendente de la estadística represiva alcanzara uno de los puntos más altos.

En el resumen general, ICLEP afirma que este aumento de la represión contra la prensa independiente se llevó a cabo “Con el propósito de obstaculizar el libre desarrollo del periodismo independiente y que no sólo se citó y amenazó con la prisión a los periodistas que trabajaron fuera del control estatal, sino que también los persiguió, acosó de forma permanente, allanó sus domicilios, los despojó de sus medios de trabajo, intimidó y amenazó a sus familiares, restringió el libre movimiento y los arrestó de forma arbitraria”.

El desglose de los 438 casos registrados por la ICLEP se reflejan en 234 “detenciones arbitrarias”, 123 “amenazas y agresiones psicológicas”, 41 “restricciones en el espacio digital”; 33 “abusos del poder estatal”, 6 “agresiones físicas”; y 1 “periodista encarcelado”.

El bloqueo de medios informativos como RadioTelevisión MartíDiario de CubaADN CubaRialtaEl Estornudo14ymedioDiario de las AméricasCiberCubaPrimavera Digital, entre otros, para un total de 18, se enumeran también dentro de las violaciones cometidas por el régimen cubano contra la libertad de dar y recibir información.

 

*Nota publicada por Radio Televisión Martí