Esposo de cubana muerta por negligencia llama a homenaje en plaza de Bayamo

Es “un grito para que su muerte no quede en vano”, afirmó el esposo de Yamilian Tamayo, quien llegó a la isla procedente de Rusia con coronavirus y falleció por falta de una ambulancia
Esposo de cubana muerta por negligencia llama a homenaje en plaza de Bayamo
 

Reproduce este artículo

El cubano Mario Rafael Pacheco León, esposo de Yamilian Tamayo, quien dio positivo al coronavirus y fue enviada a un centro de aislamiento donde sufrió un paro respiratorio que le provocó su muerte, afirmó a través de sus redes sociales que el próximo lunes 29 de marzo realizará un homenaje en la Plaza de la Patria en Bayamo, cabecera provincial de Granma, y pedirá cambios en el sistema de salud del país. 

Yamilian Tamayo llegó a la isla procedente de Rusia con coronavirus y murió por falta de una ambulancia.

En su perfil de Facebook, Pacheco León, aseguró que a pesar de las advertencias de sus familiares y amigos sobre las posibles represalias de la policía del régimen, hará el homenaje, el cual según refirió es “un grito para que su muerte no quede en vano”.

“La impotencia se une a mi dolor al ver la cobardía o el temor de mi hermano de sangre y una de mis más queridas amigas, diciéndome que en el homenaje que le quiero hacer a Yami el lunes a las 8:00 a.m. en la Plaza de la Patria de Bayamo -la que está en el 18 Planta-, la policía me va hacer pin… y que lo que yo voy hacer es por gusto. Les dije que yo no voy hacer nada malo, que es solo un minuto de silencio por su memoria y nos marchamos”, explicó.

Pacheco León, precisó además: “No pude velarla por culpa de los malos mecanismos que existen en este país, que nos están matando. Y si no la salvé, que su memoria se convierta en un grito de vida y de cambio por la mejoría de mi patria”.

“Todo el que me conoce sabe que a mí no me gusta salir ni de Bayamo, yo quiero que mi patria mejore de verdad, sin tanta mentiras. (…) ella no murió por culpa del bloqueo como nos hacen ver (…) Ayúdenme a homenajearla y a aliviar mi dolor. Siempre he dicho que de los cobardes no se espera nada. Nada tenemos y seguiremos muriendo por cobardes. Aunque sea solo con su mamá y mi niño lo haré, y si no se me da lo seguiré intentando de otra forma, se me ocurrirán otras ideas, pero por la memoria de esa gran mujer estoy dispuesto a todo”, aseveró.

“Para los que  supuestamente dicen: tú ahora tienes que luchar por tus niños, que me puedo buscar problemas, a esos cobardes que supuestamente son mis hermanos y amigos, esta es la verdadera lucha por su futuro”, añadió, Pacheco León.

 

El doctor Alexander Jesús Figueredo compartió en redes sociales algunos pormenores del caso. Tamayo, de 47 años, tenía varias comorbilidades y al llegar a Cuba, fue detectada con la temible enfermedad luego de practicársele un test rápido en el aeropuerto.

Inmediatamente, la enviaron a un centro de aislamiento, donde no había condiciones mínimas, tanto de higiene como para impedir la propagación del virus.

 Estuvo allí por 5 días; el 23 de marzo le llega su PCR, el cual da positivo a la COVID-19. Las autoridades llaman la ambulancia para su traslado a un hospital, pero el automóvil no tenía combustible.

Pronto Yamilian comenzó con un cuadro respiratorio aparatoso y no había ni oxígeno para ella. La ambulancia llegó sobre las 2:00 p.m., cuando ya había fallecido.

Su esposo, Mario Rafael Pacheco León, afirma que denunciará esta negligencia y realizará un homenaje en un espacio público. “Espero a los que les dolió de verdad y a los que son valientes. A los cobardes que se dedican a dar pésames hipócritas sigan luchando de la forma que nos tienen acostumbrados”, dijo.

“Aclaro: el homenaje lo quiero hacer en la Plaza porque me la mataron en una institución del estado. (…) ella no fue asistida correctamente desde el primer día”, afirmó.

“Espero a los amigos de verdad. Vamos a luchar pacíficamente por una mejoría y todo el sector de la salud y porque los médicos no dejen que lo pongan a jugar al médico sin ningún tipo de recurso. A ustedes van las persona a buscar alivio para sus enfermedades, y tienen familia, se han acostumbrado a dar la falsa noticia: 'hicimos todo lo posible, usted mismo vio', pero falleció'. Espero el lunes a los que quieren lo mejor para el futuro de sus hijos, tan siquiera en el sector de la salud”, concluyó, Pacheco León.