Precio de los lácteos se disparan en Sancti Spíritus

Las autoridades respondieron diciendo que todo es parte de la Tarea Ordenamiento, y nada aumentó más allá de lo previsto por las normas del Estado.
Queso-Fundido
 

Reproduce este artículo

El aumento sorpresivo del precio de los lácteos en Sancti Spíritus provocó comentarios de indignación en la ciudadanía, que llegaron hasta el medio local Escambray este 19 de enero.

“Esto es una falta de respeto, qué jubilado o estudiante puede comprarse más de un helado, por además derretido y con mala calidad”, dijo una pobladora al medio sobre el nuevo precio del queso frescal, 187 pesos la libra, y de la bola de helado en el Coppelia, 7 pesos.

“Nos cobran una bola y cuando lo sirven son medias bolas lo que dan. ¿A dónde iremos a parar si de tres pesos que costaba la bola al comienzo de la Tarea Ordenamientoahora sube a siete?”, agregó.

Ariel Fernández Martín, director del Grupo Empresarial del Comercio y la Gastronomía en la provincia, sugirió que las ventas de queso caerán, pues ahora los establecimientos comerciales reciben el lácteo tres o cuatro veces más caro.

“Estamos seguros —aclara— de que se trata de un alimento con preferencias para la elaboración de platos o meriendas, pero el alza del precio afecta además los servicios gastronómicos, pues ahora una pizza puede costar 40 pesos o más y la demanda disminuye. Sin embargo, en el caso del helado, aunque la población se queja, la aceptación se mantiene y todo el que se saca a la venta ha tenido salida”.

Otros productos, como el queso crema y el yogurt de soya o natural mantienen sus precios. Las quejas de la población van dirigidas también al gramaje de las bolas de helado: al parecer, cuando las sirven se quedan en “medias bolas”, para disgusto del cliente.

El alza de precios de las elaboraciones salidas de la Empresa de Productos Lácteos Río Zaza contempla el pago del litro de leche al productor a 20 pesos, en lugar de a 7.50 con que se le compraba hasta finales del 2021.

Fue preciso aumentar el precio de venta mayorista de todos los surtidos, aunque en ninguno de los casos exceden del 10 por ciento establecido para las utilidades, explicó Rolando Contreras Sosa, director general de la Empresa. No solo la leche fluida sube su precio, sino también otros productos e insumos como el diésel, el agua, la electricidad, los salarios y las materias primas importadas.

“Para obtener una libra de queso en la industria se emplean seis litros de leche, si a ello se suman los gastos colaterales, entonces el costo de la libra ronda los 134 pesos, a lo cual le incorporamos solamente el 10 por ciento del valor; el resto se lo adiciona la Empresa de Comercio, que aplica los porcentajes establecidos por el Ministerio de Finanzas y Precios, para cumplir con la recaudación del circulante”, agregó