Enfermeros cubanos se niegan a entrar en "zona roja" sin protección

La dirección del hospital Amalia Simony de Camagüey incluso amenazó al personal médico con darle de baja si no acataban la orden de entrar a "zona roja" sin aislamiento.
Enfermeros-Cuba
 

Reproduce este artículo

Yosnier Álvarez Leal, enfermero del hospital Amalia Simony de Camagüey, expresó este 30 de junio el desacuerdo de sus colegas de trabajar en la “zona roja” del centro médico sin medidas que resguarden la vida del personal sanitario.

Según Álvarez, la opinión que comparte en redes sociales es compartida por la mayor parte de sus colegas y que el director del hospital, Dr. José Luis Pérez, los presiona diciendo que a quienes no quieran trabajar en zona roja sin aislamiento les dará la baja del hospital.

“No nos reusamos a continuar nuestro trabajo en la zona roja. Solo reclamamos seguridad para nuestros familiares quienes se verían expuestas al riesgo de contagio por contacto con nosotros, queremos seguir trabajando, queremos seguir aportando nuestros conocimientos para el beneficio de nuestro pueblo”, aclaró.

El especialista pide a la dirección de la institución que escuche el reclamo de los trabajadores y tome en cuneta que el resguardo contra posibles infecciones no es un lujo, sino una necesidad y un deber.

“¿Dónde quedaron la consideración y el respeto hacia quiénes nos hemos sacrificado por algo más de un año para con su pueblo y sus pacientes? ¿Dónde está la consideración y el respeto para con nuestros familiares, que también se han visto privados de nuestro cariño y nuestros cuidados?”, se pregunta.

Las “zonas rojas” son espacios reservados en los hospitales a los enfermos de Covid-19, donde el personal médico debe entrar tomando medidas de seguridad y protección particularmente estrictas.

Cuba vive actualmente la peor ola de contagios desde que el coronavirus de Wuhan llegó al país en marzo de 2020: la víspera se reportaron 3080 casos, un récord absoluto. Este 30 de junio fueron 2970, de ellos 278 en Camagüey, una de las provincias más afectadas.

En la isla ya está presenta la variante Delta —proveniente de India—, dos veces más infecciosa que la Alfa —proveniente de Gran Bretaña. Sin embargo, las vacunas cubanas, como las de otros países, continúan siendo efectivas contra ellas, aseguran especialistas.

Cuba comenzó una campaña de vacunación masiva con sus fármacos Abdala y Soberana 02 luego divulgarse los resultados de efectividad de ambos, 92 y 62% respectivamente. Organismos internacionales aún no han confirmado estos datos.

El Ministerio de Salud Pública decretó la fase de transmisión comunitaria. Dicha fase se decreta cuando se empiezan a detectar contagios del virus entre personas dentro del país que no hayan tenido necesariamente contacto con pacientes expuestos a la infección en el extranjero, asegura la Organización Mundial de la Salud.