En peligro los 44 ancianos contagiados por COVID-19 en Santa Clara
Aumente la incertidumbre por las malas condiciones en la que se encuentran 45 ancianos de un mismo loca, infectados con coronavirus en Santa Clara
Abuelos con COVID-19
 

Reproduce este artículo

Los especialistas de salud en Santa Clara intentan salvar la vida de los 44 ancianos contagiados por COVID-19 en el asilo de ancianos número tres de esa ciudad, informó el diario oficial Granma.

Tanto en el hospital Comandante Manuel Fajardo, como en el Celestino Hernández Robau, institución oncológica del territorio, adaptada ahora para estos fines, se les da prioridad en el tratamiento pues la mayoría de los positivos supera los 75 años de edad.

Según el doctor Carlos Idalgo Mesa, jefe del grupo de atención a pacientes confirmados con el nuevo coronavirus en el Manuel Fajardo, los 44 ancianos confirmados padecen en su mayoría de hipertensión arterial, cardiopatías, diabetes y otras patologías.

Desde el primer momento a los 16 pacientes allí recluidos, dos de los cuales permanecen en la sala de cuidados intensivos, se le aplica un medicamento antirretroviral tan potente como la kaletra, además de cloroquina y el interferón.

A la vez que se inició el tratamiento para prevenir los tromboembolismos, tan frecuentes en personas de esas características, refiere el doctor Idalgo.

En imágenes que compartieron este lunes medios locales, como la radio CMHW, los ancianos se notaban visiblemente deteriorados y en parte desnutridos. Por ello la prensa oficialista dice que se refuerza una “dieta blanda que contiene más de una proteína, viandas, jugos de frutas frescas y yogurt para evitar cuadros diarreicos”.

Hasta el momento dicen que se ha evitado la aparición de escaras, neumonías y otras complicaciones en los 44 positivos, y que solo ha habido que lamentar el fallecimiento de una ancianita producto de un tromboembolismo pulmonar.

El resto de los ancianos que dieron negativo, 79 en total, fueron trasladados hacia la Escuela Regional para Niños con Limitaciones Físico-Motoras “Marta Abreu” de esa misma ciudad.

La prensa oficial afirma que en su mayoría, estos ancianos eran “combatientes de Girón o de misiones internacionalistas”.

Todavía se investigan las causas que llevaron al contagio masivo, aunque según el diario Granma, “se ha podido determinar que en la contaminación de los 44 ancianos y 13 trabajadores de la institución, incidió la presencia allí de trabajadores con síntomas respiratorios agudos que no fueron reportados”.