El régimen implementa nuevos protocolos Covid en Cuba

Tras la saturación de los hospitales el gobierno dejará en ingreso domiciliario a algunos positivos a la enfermedad
Protocolos Covid en Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano implementa desde ya nuevos protocolos Covid en la isla y la principal novedad es que tras la saturación de los hospitales se dejará en ingreso domiciliario a algunos positivos a la enfermedad.

Según reportes locales, los sintomáticos con test de antígeno positivo, de manera inmediata serán sometidos a un PCR para confirmar si están contagiados o no. Mientras que a los sintomáticos con test de antígeno negativo volverán a revaluarse pasada 48 horas, otra vez con test de antígeno. De resultar positivo, entonces se sometería a un PCR.

Igualmente se explicó que para los contactos de confirmados, el proceder contemplará el aislamiento en el domicilio por espacio de 14 días, pero de aparecer síntomas, deberá contemplarse como sospechoso, y deberá aplicársele el protocolo anterior.

Emilio Delgado Iznaga, director de Salud en La Habana, explicó que los que lleguen a la isla desde el exterior les corresponde un test de antígeno con SUMA o Biosensor, que de dar positivo, conllevará confirmación o descarte, por la vía del PCR.

Al término de la cuarentena (aislamiento) todas las personas procedentes del exterior llevarán procesamiento de muestras con PCR, a realizarse al quinto día, excepto quienes procedan de Rusia, en cuyo caso será a la duodécima jornada.

Dijeron que a los pacientes con criterio clínico de alta y cinco días después del test de antígeno positivo, le indicarán test de antígeno evolutivo, de resultar contagiado, volverá a revaluarse para su alta, luego de 48 horas (con otro test de antígeno), y de persistir, pasada otras 48 horas, se le somete a un PCR.

Se aclaró que el paciente positivo persistente, al día 14 de haberse confirmado la enfermedad, y criterio clínico de alta, egresará, pero con el seguimiento por parte del sistema sanitario de salud. Los contactos de confirmados, serán sometidos a aislamiento en el hogar, a lo largo de 14 días, con vigilancia clínico-epidemiológica.

En el caso de los pacientes sospechosos con test de antígeno negativo, las nuevas adecuaciones contemplan, si se tratara de aquellos que por su sintomatología y la presencia de factores de riesgos requiera ingreso, tratamiento durante cinco días; de ser bajo riesgo, va a ingreso en el hogar, con conducta expectante y reevaluación, con test de antígeno, a las 48 horas.

De ser sospechosos con test de antígeno positivo, deberá practicársele un PCR, de manera inmediata, con ingreso en las instituciones de la red asistencial o el hogar, en dependencia del cuadro clínico y los factores de riesgo, asociados.

En el caso de los confirmados por PCR, toca ingreso domiciliario y tratamiento, de ser bajo riesgo, ya sea asintomático o sintomático leves. De ser bajo riesgo, con síntomas moderados (fiebre, tos persistente, diarreas, o decaimiento marcado), se procederá al ingreso institucional, con tratamiento. Los pacientes sintomáticos de alto riesgo van a hospitales certificados para tales casos.

Los pacientes de bajo riesgo, con síntomas leves o sin ellos, vacunados con las tres dosis, y 15 jornadas después de la última intervención, o aquellos que por ser convalecientes de la enfermedad le hayan administrado Soberana Plus, serán ingresados en casa, con conducta expectante.

En el caso de los niños, sospechosos, con antígeno positivo, entre 12 y 18 años, sintomático leve o sin síntomas, lleva ingreso en el hogar y tratamiento. Los confirmados de las mismas edades, sintomático leve o asintomático, también les corresponde ingreso en el hogar, bajo tratamiento.

Los pequeños de otras edades menores, con comorbilidades y sintomatología moderada o fuerte, irán al ingreso hospitalario, con la prescripción facultativa definida. Las embarazadas y puérperas, sospechosas y confirmadas, llevan ingreso hospitalario con tratamiento, con independencia del nivel de riesgo, edad y sintomatología.