Artículo 19: El régimen cubano se impone a través del silencio y la represión

Un informe de la ONG con sede en México asegura que el gobierno cubano aprendió a imponer el silencio matando el periodismo.
Cuba-Represion-Protesta
 

Reproduce este artículo

La ONG Artículo 19 aseguró que el régimen cubano aprendió a silenciar el disenso “matando al periodismo” en un informe sobre la libertad de expresión publicado este 18 de enero.

“Pareciera insignificante frente al alza de asesinatos de periodistas en la región, pero el gobierno de la isla ha aprendido a imponer el silencio matando el periodismo”, asegura la organización y agrega que la prensa vive bajo un asedio sistemático por parte del gobierno.

Según Artículo 19, “la impunidad con la que operan los agentes del Estado, mezclada con el miedo a perder el control de la población frente a las protestas, dio lugar a un incremento en la severidad de las agresiones: las detenciones arbitrarias aumentaron 40% respecto a 2020 y las campañas de desprestigio, 80%”.

En ambos casos, las detenciones y las campañas de desprestigio tienen el mismo objetivo: el aislamiento de la persona de su entorno, precisa el informe “Democracia de papel”.

La entidad, desde su oficina en México, documentó en 2020, 681 ataques contra 119 periodistas y activistas. De éstos, 65% fueron cometidos contra periodistas. El 69% del total ocurrieron en un lapso de seis semanas, del 9 de noviembre al 31 de diciembre de 2020, durante las cuales se desarrollaron protestas.

En la primera mitad de 2021 se cometieron 656 agresiones contra 84 periodistas, activistas, personas defensoras de los derechos humanos y artistas. De éstas, 49% fueron perpetradas contra comunicadores.

Como contrapartida, Artículo 19 recomienda “liberar a todas y todos los presos políticos y eliminar las restricciones domiciliarias a las que han sido sujetas las personas periodistas y manifestantes en el marco de las movilizaciones del 11 de julio y del 15 de noviembre de 2021”.

Además, propone “garantizar el ejercicio de la libertad de expresión y del trabajo periodístico de manera libre y sin violencia y el acceso a la información de manera universal”, entre otras recomendaciones.

Tras las protestas del 11 de julio, el gobierno cubano arreció su persecución contra opositores, periodistas independientes y activistas. Decenas de manifestantes esperan confirmación de sentencia, algunas por 30 años.