Bebé salva la vida luego de que su madre muriera por COVID-19 en Cuba

Según el doctor Francisco Durán, la joven de 38 años ingresó al hospital y allí se le detectó la temible enfermedad. El pequeño vivirá y dio negativo a las pruebas PCR.
Madre-COVID-19
 

Reproduce este artículo

Una madre cubana de 38 años falleció la víspera por COVID-19 poco antes de dar a luz naturalmente en La Habana, informó el doctor Francisco Durán este 14 de abril.

Su hijo pudo ser salvado tras una cesárea, agregó el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, operación que se le realizó debido a la gravedad de su condición. El especialista aseguró que el pequeño vivirá y dio negativo a las pruebas PCR.

La embarazada ingresó en el hospital materno de Guanabacoa a inicios de abril, donde una prueba PCR la dio como positivo al nuevo coronavirus. Días después, se remitió para el hospital Luis Díaz Soto, más conocido como El Naval, donde se le practicó la cesárea.

Entre los días 7 y 8 de abril, la joven fue trasladada al hospital Enrique Cabrera, de Boyeros, centro de referencia nacional para el tratamiento de la morbilidad materna grave.

“Lamentablemente en esta institución presentó un empeoramiento del cuadro clínico y, en el día de ayer, hizo una parada cardiaca de la cual no fue posible reanimarla”, declaró Durán visiblemente afectado.

Este es el primer caso de fallecimiento de una embarazada debido a complicaciones de COVID-19, aunque ya otra cubana sufrió un peligro similar sin perder la vida ni afectar la salud de su bebé.

Se trata de Maidi Martínez, quien dio a luz a una pequeña en marzo, llamada Helen, cuando ya estaba enferma del coronavirus. Martínez estuvo varios días graves, pero logró salir de esa situación gracias al cuidado efectivo de los especialistas de salud en Santa Clara, capital de la central provincia de Villa Clara.

Helen es la primera niña que nació en Cuba de una madre enferma con la COVID-19 en estado crítico, cuando el pasado un equipo multidisciplinario evaluó los pormenores del caso y decidió interrumpir el embarazo, en aras de mejorar el estado de la madre.

El doctor Yandry Alfonso, al frente del Programa de Atención Materno-Infantil (PAMI) en Villa Clara, destacó que la operación fue muy exitosa y resaltó la intervención de cirujanos, médicos intensivistas, neonatólogos, pediatras y enfermeros del Hospital Militar Manuel Fajardo y el Materno Mariana Grajales.

De 33 años de edad, Maidi, residente en Cienfuegos, se convierte en madre por segunda ocasión. Su hija Helen nació con 5,6 libras de peso (2 560 gramos) a las 35 semanas de gestación.