COVID-19: el aislamiento es un caos, critican habaneros

Residentes en zonas aisladas por coronavirus en la capital cubana afirman que no se cumple el objetivo del aislamiento
Policía custodia una calle cerrada en La Habana, durante cuarentena. Foto: Reuters
 

Reproduce este artículo

Residentes en zonas aisladas por coronavirus en la capital cubana han ofrecido su testimonio a Radio Televisión Martí sobre la realidad que se vive en esos lugares donde, según afirman, no se cumple el objetivo de las cuarentenas.

El comunicador independiente Esteban Rodríguez, colaborador de ADN Cuba y residente en la calle Villegas, entre Teniente Rey y Muralla (en La Habana Vieja), describe como “caótico” lo vivido en su barrio cuando estuvieron en cuarentena.

“Nunca nos vinieron a hacer ningún PCR estando dentro de la cuarentena. Nunca se portó un médico por aquí. La comida... ponían un quiosquito ahí en un lugar y todos los vecinos tenían que salir al lugar a buscar el producto que iban a brindar”, señaló.

Rodríguez comentó, además, que cuando las autoridades avisan que una zona va a entrar en aislamiento, muchos de sus residentes se van a otras partes, pudiendo ser portadores de la enfermedad.

“Porque ellos vienen y te avisan: 'mañana vamos a cerrar', y mucha gente lo que hace es que coge sus maletas y emigra hacia otro lugar, o a casa de sus familiares, porque no quieren estar encerrados”, explicó.

La activista Jaqueline Heredia, residente en el barrio Los Sitios, en Centro Habana, un área en aislamiento, describió a Radio Martí la crítica situación que están enfrentando en esa localidad.

“Yo todavía no he visto aquí, por lo menos en mi cuadra, en mi edificio, la presencia de un solo médico, ni el de la familia, a hacer PCR ni a hacer nada”, se quejó Heredia. Según dijo, “no hay alimentación”, y ya algunas personas “están enfrentándose a la policía”.

Un usuario que se identifica como Héctor escribió en su cuenta de Twitter: “No te vayas tan lejos, pasa por el Barrio de los Sitios, en Centro Habana, en el cual están aisladas varias manzanas, y todo aquí adentro es un relajo: colas para comprar cosas donde hay un montón de positivos y contactos”, situación que nos confirma Heredia.

“Cuando viene algún camión con algún alimento, con todas las partes que están cerradas, imagínate tú, tienen que hacer colas”, subrayó.

En una publicación reciente del medio oficialista Cubadebate, un cubano aislado por el coronavirus reclamó que el régimen no provee comida a las familias para pasar el aislamiento.

El fotorreportaje del medio estatal muestra varias imágenes de La Habana, epicentro de la pandemia en Cuba, e insta a seguir las medidas dictaminadas por las autoridades de salud para frenar la enfermedad.

El aislamiento ha sorprendido a varias familias, las cuales, gracias a la escasez de alimentos, no cuentan con comida suficiente para afrontar el encierro.

Un usuario de nombre Rogiro pidió una mejor atención para los cubanos aislados que no viven en edificios multifamiliares.

“Quisiera que se tuviera en cuenta a las personas aisladas en su domicilio cuando este es una casa y no un edificio para recibir alimentos. Solo se lleva a los edificios cerrados como medida sanitaria pero los que vivimos en casas independientes también requerimos alimentos.

Cualquier vecino nos alcanza el pan o el yogur de la cuota, pero eso no alcanza, más cuando se tiene niños en casa. No puedo pedir a un vecino que haga horas de cola para comprar pollo o aceite o lo que sea para dármelo después (…).

Si queremos que se cumpla el aislamiento a conciencia, hay que crear las condiciones”, sentenció.

 

Cuatro muertes por la COVID-19 y 580 nuevos casos

Este martes, el Ministerio de Salud Pública (Minsap), reportó que, al cierre del día de ayer, lunes 8 de febrero, se encuentran ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 16 mil 215 pacientes, sospechosos 3 mil 582, en vigilancia 7 mil 562 y confirmados activos 5 mil 071 activos.

Informaron de 580 nuevos casos encontrados, para un total de 34 mil 064 pruebas positivas desde el inicio de la pandemia en la isla. Además, señalaron cuatro muertes causadas por la COVID-19.

Del total de casos, 538 fueron contactos de casos confirmados; 18 con fuente de infección en el extranjero; y 24 sin fuente de infección conocida. De los 580 casos diagnosticados, fueron del sexo femenino 307 y del sexo masculino 273.

El 45,3% (263) de los 580 casos positivos fueron asintomáticos, acumulándose un total de 19 mil 062 que representa el 55,9% de los confirmados hasta la fecha, según el sitio oficial del Minsap.

Del total de casos del día, 21 están vinculados con viajeros internacionales. Los 580 casos diagnosticados pertenecen a los grupos de edad: de menores de 20 años: 79; de 20 a 39 años: 165; de 40 a 59 años: 213; y más de 60: 123 casos.

De los fallecidos, tres residían en La Habana (una anciana de 83 años, y dos hombres de 60 y 92 años); y una cubana de 79 años residente en el Municipio Especial Isla de la Juventud, para un total de 244 muertes en la isla desde que comenzara la pandemia en Cuba.

 

(Con información de EFE y Radio Televisión Martí)