Doctora cubana denuncia que trabajadores de Cuatro Caminos "guardan" las neveras que debían vender
En una carta dirigida al semanario oficialista "Trabajadores", una doctora cubana explicó lo sucedido a inicios de agosto en Cuatro Caminos, cuando se dispuso a comprar una nevera.
Cuatro Caminos
 

Reproduce este artículo

La doctora habanera Iris de la Cruz García, trabajadora de la sede central del Ministerio de Salud Pública, denunció los manejos turbios de los trabajadores del mercado Cuatro Caminos con los productos ofertados en esa tienda, particularmente con las neveras.

En una carta dirigida al semanario oficialista Trabajadores, la doctora explicó lo sucedido a inicios de agosto en el citado establecimiento, cuando se dispuso a comprar una nevera.

“En horas de la mañana del pasado viernes 7 de agosto, al iniciar sus labores de venta el centro comercial Cuatro Caminos, el jefe de turno del Departamento de Electrodomésticos en MLC informó a quienes estábamos en la cola para la compra de neveras que solo se venderían 45 unidades. Como yo tenía el número 57 y confié en esa información, abandoné el lugar, pero en la tarde supe que se vendieron 20 unidades más”, comentó explicando De la Cruz García.

“Regresé, pero la gerente no pudo atender mi queja porque estaba reunida —según me informó una custodio—. El jefe de turno nos dijo entonces que al hacer un recorrido por la tienda ‘aparecieron’ las citadas 20 neveras, las que estaban ‘guardadas’ por trabajadores del establecimiento. ¿Por arte de magia?”, se preguntó, irónicamente.

“Al vernos tan molestos nos dijo que aún quedaban nueve neveras más, las que serían vendidas al día siguiente, pues ya eran las 6:00 p.m.”.

“Para mi asombro, ese sábado no se vendieron nueve sino 11 neveras, es decir, aparecieron dos neveras más en una nueva búsqueda en otras áreas de la tienda. Pero la indisciplina, aglomeración y el desorden impidieron que otros clientes y yo en igual situación pudiéramos comprar”.

“¿Cómo es posible que trabajadores de ese departamento tuvieran neveras ‘guardadas’?”, pregunta De la Cruz García a Trabajadores. “¿Cuál era el destino de esos equipos? ¿Qué podemos hacer quienes por distintas razones no pueden permanecer largas horas en las colas?”.

La presunta corrupción y el desorden no son las únicas denuncias de los cubanos con relación a las  tiendas MLC. A finales de julio la camagüeyana Diana Lourdes calificó como “una falta de respeto” la apertura de tales tiendas tras un periodo de desabastecimiento, en el cual los cubanos han padecido la peor crisis alimentaria y escasez de productos de higiene del último cuarto de siglo.

“¿Qué bello, verdad? No es Panamá, ni Costa Rica, son las tiendas de nuestro país por MLC”, inició su post la usuaria de Facebook, quien también publicó varias imágenes de las nuevas tiendas totalmente abastecidas por el régimen cubano.

“Inexplicable”, dijo. “Yo no tengo la respuesta, quizás los económicos encargados de la economía del país tengan la explicación correcta y acertada, pero a mí en particular me parece una falta de respeto total, porque hemos pasado la etapa del COVID-19, sin jabón, detergente, champú, nada de nada, y de momento de un día para otro, como un acto de magia amanecen las tiendas abarrotadas hasta el cuello de productos de aseo, efectos eléctricos, y comida, pero a costo de dólares verdes”, también lamentó.