Díaz-Canel reconoce que la inflación fue superior a lo previsto

El presidente cubano dijo ante la Asamblea Nacional que la inflación estuvo sólo un 10% por encima de los esperado.
Diaz-Canel.jpg
 

Reproduce este artículo

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, reconoció este 19 de diciembre ante el Parlamento cubano que la inflación este 2021 fue superior a lo planificado al aprobarse la Tarea Ordenamiento.

Según el también primer secretario del Partido Comunista, la inflación cerrará este año un 10% por encima del 60% previsto en enero, cuando el Gobierno sacó de circulación el CUC y desvalorizó el peso cubano frente al dólar.

Reducir la inflación es una de las prioridades del gobierno el próximo año, precisó Díaz-Canel ante la Comisión de Asuntos Económicos.

Una de las herramientas sería aumentar la producción de alimentos, dijo el gobernante, pero matizó asegurando que “las condiciones son desfavorables”, debido a la falta de divisas para comprar fertilizantes y otros insumos.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, añadió que entre los factores de la inflación está el exceso de circulante y la falta de oferta, no sólo debido a la poca productividad, sino también a la disminución de las importaciones.

Al respecto, precisó que se destinaron más de 2000 millones de CUP para proteger a trabajadores desmovilizados temporalmente ante el cierre de actividades y que Cuba tiene casi 10 000 contenedores en puertos extranjeros sin poder viajar a la isla por la interrupción del transporte marítimo.

Sin embargo, negó que la inflación fuera superior al 6900% en el mercado negro, como habían informado medios independientes, lo que calificó de “manipulación”.

La inflación acumulada hasta noviembre es del 69.5%, siendo la reportada en ese mes (3.71%) la más alta del año, y se estima que la del 2021 cierre por encima del 70%, dijo.

En este escenario –explicó– sería contraproducente seguir subiendo el salario, porque en el corto plazo los precios se “comerían” ese crecimiento salarial.

Gil Fernández sostuvo que se espera un crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios (900 millones de dólares más), con números positivos en rubros como el níquel, tabaco, azúcar y productos biofarmacéuticos.

Se planifica también que el país reciba unos 2.5 millones de visitantes internacionales. De acuerdo con lo expuesto, las importaciones crecen casi el 45% en alimentos y combustibles.

Recomendaciones

 

Relacionados