Diabéticos cubanos no tienen medicamentos en medio del rebrote de la COVID-19
Especialistas y organizaciones de la salud a nivel internacional han advertido que las personas con diabetes son consideradas como un grupo de alto riesgo, que pueden sufrir complicaciones severas si contraen el COVID-19
Medicamentos para la diabetes
 

Reproduce este artículo

Médicos y pacientes de diabetes en Cuba aseguraron que los medicamentos necesarios para controlar la enfermedad en Cuba no están disponibles en las farmacias y centros de salud del país.

Autoridades del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) reconocieron recientemente la escasez de medicamentos básicos en la red de farmacias a nivel nacional en medio de la pandemia. Desde hace meses, el faltante de fármacos y accesorios médicos alcanza a los hospitales, comenta desde Songo la Maya, en la provincia de Santiago de Cuba, el doctor Roberto Serrano.

“Se plantea que la mayoría de los diabéticos del mundo del tipo 2 deben tomar la metformina, que es un medicamento que regula la producción de glúcido a nivel del hígado. Aquí se utilizó mucho la glibenclamida y posteriormente la metformina (...) ambos están perdidos. Imagínese usted, los pacientes que no tienen el medicamento, si se enferman con la COVID-19”, señaló Serrano.

Especialistas y organizaciones de la salud a nivel internacional han advertido que las personas con diabetes son consideradas como un grupo de alto riesgo, que pueden sufrir complicaciones severas si contraen el COVID-19.

“Como el virus es tan agresivo, la persona diabética deberá tener más cuidado para evitar el contagio con el coronavirus, por ser más vulnerables a complicaciones”, dijo la doctora Ileydis iglesias Marichal, Directora del Instituto Nacional de Endocrinología en Cuba, en una entrevista con la televisión estatal.

Guillermo del Sol sufre de diabetes y cuenta que en Santa Clara no hay ningún tipo de las medicinas necesarias para controlar el padecimiento. Él puede seguir el tratamiento gracias a la ayuda de hermanos en el exterior.

Los medicamentos están perdidos, no es solo la glibenclamida y metformina, también falta la insulina lenta, las agujas, hasta el simple algodón de mojar el alcohol para desinfectar el lugar donde te vas a pichar. Para un diabético contraer el coronavirus es prácticamente una sentencia de muerte”, concluyó Del Sol.

Desde Holguín, el segundo territorio más poblado de la nación, el traumatólogo Ramón Zamora señala que el mercado informal es la alternativa para obtener esas medicinas, y no siempre las hay. También apunta que estos pacientes no pueden llevar la dieta rigurosa que requiere la enfermedad debido a la escasez de alimentos.

“Han desaparecido prácticamente la mayoría de estos medicamentos para tratar la diabetes. Hay pacientes que ahora, para tratar la enfermedad, se pueden poner una sola inyección de insulina que han estado resolviendo en la bolsa negra”, destacó Zamora para Radio Televisión Martí.