Decenas de fosas en el Vedado y Aguas de La Habana se burla de los cubanos en sus publicaciones
Ariel Maceo pone en duda la veracidad de un reciente post de Aguas de La Habana, donde la empresa manifestaba estar haciendo labores de saneamiento
Supuestas labores de saneamiento de Aguas de La Habana
 

Reproduce este artículo

La empresa Aguas de La Habana publicó en su perfil de Facebook el día 14 de mayo imágenes de trabajadores de la Base de Saneamiento Oeste realizando obras de mantenimiento y reparación de alcantarillado en la manzana que comprende las calles 11, 13, K y L, en el Vedado.

Tal publicación salió a la luz un día después de que un ciudadano, Ricardo Acostarana, rebatió a la entidad estatal en su página oficial de Facebook. 

Desde hace meses, Ricardo, que es residente en La Habana y joven poeta, viene publicando en su perfil Facebook imágenes de la situación de las aguas albañales del barrio donde reside, el Vedado, y otros municipios aledaños como Centro Habana y Playa. 

Su denuncia llegó también a través del perfil del organismo en una publicación en la que Aguas de la Habana puja por validar al régimen con una pobre e insuficiente propaganda sobre su generador fotovoltaico, a la cual Acostarana opuso:

“El Vedado está reventado en fosas, hasta cuándo la mentira, hasta cuándo la baba sucia, sucia como las fosas que ustedes mismos no se encargan de arreglar, y ojo, nadie les va a dar un quilo porque hagan su encargo social. ¡Déjense de mentiras!”

Y la empresa le respondió el comentario: “Agradecemos dirección exacta de su queja, gracias”.
La avalancha no se hizo esperar: 

“Tengo varias, algunas del Vedado y otras en Centro Habana y Playa. Si pudieran remitirse a mi perfil de Facebook allí encontraran cada una de ellas con fotos que las ilustran”. Así respondió Ricardo Acostarana y de paso les dejó un link con las 29 fosas que ha contabilizado él solo.

Al día siguiente, Aguas de la Habana publicó en su cuenta una fotografía donde muestra trabajadores y maquinarias en función de tareas de saneamiento. Sin embargo, un detalle visible compromete la veracidad y credibilidad de los hechos.

En un momento donde los órganos e instituciones oficiales piden el uso estricto del nasobuco, los trabajadores de una institución del Gobierno trabajan ajenos a esta medida. 

ADN Cuba fue hasta el lugar de las supuestas labores y, sospechosamente, solo un residente pudo dar fe de ciertos trabajos de este tipo, “hace algún tiempo”. En una zona tan concurrida del Vedado, frente a una zona Wifi, un evento de tal magnitud tendría que haber sido más visible.

Y es que la imagen que publicaron no es actual, porque se puede apreciar claramente que no solo los trabajadores andan sin nasobuco, sino también las personas alrededor. Mostrando una vez más, el desprecio que tienen las entidades del régimen para con su pueblo.