Amnistía Internacional promueve debate sobre libertad de expresión en Cuba

Amnistía Internacional coordinó un conversatorio online sobre la libertad de expresión artística en Cuba. Representantes de la organización defensora de los derechos humanos transmitieron su apoyo al MSI
Amnistía Internacional promueve debate sobre libertad de expresión en Cuba
 

Reproduce este artículo

Amnistía Internacional (AI), la organización defensora de los derechos humanos más grande del mundo, organizó un conversatorio online sobre la libertad de expresión artística en Cuba. En un encuentro transmitido este viernes 14 de mayo por la página en Instagram de AI Paraguay, se denunció el acoso de la policía política del régimen castrista contra quienes promueven la democracia y los DD.HH en la Isla.

“Esta es una acción de solidaridad internacional con Cuba y sus artistas, periodistas y defensores de los derechos humanos, que están siendo atacados y privados de la libertad por usufructuar el derecho a la libre expresión”, se subrayó al inicio de la cita.

Elina Castillo Jiménez, encargada de campaña para el Caribe de la oficina de Amnistía Internacional en México, subrayó durante el intercambio la labor del Movimiento San Isidro (MSI), integrado por “personas valientes que defienden la libertad de expresión”.

“Hemos visto como el gobierno cubano les ha intimidado y acosado, a través de diferentes tácticas: detenciones arbitrarias, cercos en sus viviendas… todo esto tuvo un pico a finales de noviembre pasado con una protesta histórica, cuando cientos de personas se reunieron en las afueras del Ministerio de Cultura, protestando contra las medidas ilegítimas del gobierno y en apoyo al Movimiento San Isidro”, refirió Castillo Jiménez.

La representante de AI, señaló además que en el mes de abril “el grande Luis Manuel Otero, uno de los líderes de este movimiento, inició una huelga de hambre y sed -luego de más de un año de acoso y limitantes constantes, simplemente por ejercer pacíficamente un derecho-, en reacción a la destrucción de parte de sus obras y por  no permitirle ejercer su creación artística libremente”.

“Hoy en día su situación es bastante preocupante. Estamos consternados en Amnistía Internacional. El gobierno cubano no tiene la vergüenza de ver que la comunidad  internacional es testigo de lo que está sucediendo”, condenó la activista, defensora de los derechos humanos.

El joven artivista Luis Manuel Otero Alcántara, se encuentra retenido en el Hospital “Calixto García” de La Habana desde el pasado 2 de mayo, luego que agentes del régimen cubano allanaran su vivienda para interrumpir la huelga de hambre y sed que realizaba hacía alrededor de ocho días, como protesta contra la represión policial y la destrucción de sus obras más recientes.

Castillo Jiménez, comentó también sobre la iniciativa “La llama eterna”: “una campaña que comenzó como parte de un concepto muy contemporáneo y que evoca la esperanza y el valor que pueden traer la luz de una vela”.

“La llama eterna”, creado por el artista cubano Erik Ravelo y promovida por Amnistía Internacional, surgió en solidaridad con el Movimiento y creadores independientes de la Isla, ante la creciente represión de la Seguridad del Estado.
“Se pueden sumar. Es para arrojar luz, sacar a luz la violencia, acoso, hostigamiento, y que no pase en silencio y que nos indigne. Es una situación indignante que una persona vea sus obras destruidas porque alguien que ejerce el poder público no crea que son adecuadas”, criticó Castillo Jiménez.

Otra de las invitadas en el intercambio online fue la historiadora de arte, activista e integrante del MSI, Anamely Ramos, quien advirtió que la situación en Cuba actualmente “es muy crítica”.

 Ramos denunció que Otero Alcántara permanece secuestrado hace hoy doce días.  “(…) no tenemos información certera de su situación”, dijo.

La activista precisó que los agentes del régimen cubano luego de imponer durante más de un mes un cerco policial al líder del MSI: “lo sacaron de su casa y están regulando la información. No sabemos si los videos que circulan son manipulados, si está siendo instrumentando. Nadie puede llegar a él el cerco policial es enorme, además de que toda la ciudad está militarizada. Más aquellos que ahora mismo están presos, seis personas que se manifestaron en una calle en La Habana porque querían ver a su amigo y están siendo acusados de desorden público y resistencia. Es vergonzoso”.  

“No parecen ser suficientes para el Estado cubano los pronunciamientos de la comunidad internacional”, señaló Ramos.

La académica y activista por los derechos humanos en la isla, una de las acuarteladas y huelguistas que en noviembre pasado exigieron al régimen cubano la liberación del rapero contestatario Denis Solís, exigió una vez más la liberación de los “presos políticos cubanos que están en extrema vulnerabilidad”.

“La exigencia al Estado cubano es que respete los derechos humanos, que las personas se asocien, protesten pacíficamente, tengan iniciativas independientes, que no monopolice la solidaridad y todo lo que sucede en el país…”, añadió durante su comparecencia.

“La situación es grave: estamos en la oscuridad y a veces no podemos ni respirar, porque eso podría ser un delito”, concluyó Ramos.

Los representantes de Amnistía Internacional subrayaron que seguirán monitoreando en Cuba sobre lo que acontece contra quienes intentar ejercer el derecho a la libre expresión y ofrecieron su apoyo y solidaridad  al Movimiento San Isidro, y todos los artistas, activistas y reporteros independientes perseguidos por la Seguridad del Estado.