Cubanos viven rodeados de aguas albañales desde antes de la pandemia
La fosa está vertiendo a la calle desde hace más de seis meses y hasta el día de hoy las autoridades aún no le han dado una solución con la excusa de que no tienen recursos
Desde antes de la pandemia viven rodeados de aguas albañales
 

Reproduce este artículo

La terrible situación en la que viven muchas familias cubanas rodeadas por aguas albañales, desbordes de fosas y tupición de desagües, continúa siendo noticia, principalmente debido al peligro que representa para la salud, sobre todos para niños y ancianos.

Este 28 septiembre el periódico oficialista Juventud Rebelde, en su columna Acuse de Recibo, se hizo eco de una carta enviada a su redacción donde se denuncia que desde antes de que empezara la pandemia un grupo de vecinos en la ciudad de Santa Clara vive rodeado de aguas albañales.

"Regina Oilda Mena Sarduy escribe en nombre de los vecinos de la calle Virtudes, entre Nazareno y Pastora, en la ciudad de Santa Clara, para denunciar una especie de olvido, una obra trunca que los afecta, sin que aparezca una solución", escribió el medio.

Según relata en su carta, meses antes de la COVID-19, en esa cuadra "se presentó una tupición de aguas albañales, exactamente al frente de una vivienda, y fluía directamente hacia la calle, llenándolo todo con una fetidez e insalubridad imposibles de resistir".

Señala que los vecinos inmediatamente presentaron una reclamación en Acueducto y Alcantarillado, pero nadie se presentó ni tan siquiera para constar lo que estaba ocurriendo.

Agrega que el pasado 29 de junio, ante la morosidad de la institución y sus funcionarios, presentaron otra queja en el departamento de Atención a la Población del gobierno municipal, con número de reporte 648; entonces Acueducto fue a evaluar la situación.

Explica Regina que cerraron la circulación vehicular y "abrieron dos enormes hoyos en el medio de la calle en cuatro días de trabajo. Y como al parecer no encontraron la solución, Acueducto se marchó, y dejó no solo dos gigantescas fosas descubiertas, sino además dos enormes montañas de escombros a sus alrededores".

El delegado del Poder Popular y la presidenta del CDR se comunicaron con el director de Acueducto y Alcantarillado en el municipio, quien justificó el mal trabajo con la excusa de no poseer recursos para terminar las obras, y que ante esto, se había comunicado con el presidente de la Asamblea Municipal, para informarlo sobre la situación.

Concluye Regina diciendo que "de esa fecha a la actualidad nadie se ha personado en la cuadra. Pasamos la tormenta tropical Laura en total abandono, por lo que decidimos escribir y plantear nuestro dilema, pues nadie se siente responsable ante tan lamentable situación que nos han creado".