Cubano denuncia a funcionarios del régimen que sacaron fotos y videos sin autorización en su casa

El cubano Javier Alejandro Vázquez Marzo, residente en Banes, denunció en la web del gobierno de la provincia de Holguín a los inspectores que filmaron y fotografiaron su casa sin permiso, en clara violación a sus derechos
Deshechos por los que multaron al denunciante
 

Reproduce este artículo

El cubano Javier Alejandro Vázquez Marzo, residente en Banes, denunció en la web del gobierno de la provincia de Holguín un hecho que considera arbitrario e injusto, y que ha reclamado ante distintas instancias oficiales sin obtener hasta el momento una respuesta que le satisfaga.

Él y su esposa fueron multados con 100 pesos cubanos el pasado 2 de septiembre por unos gajos de anoncillo y palmitas que había en el frente de su casa, lo que, según los funcionarios que les multaron, atentaba contra la higiene de la comunidad.

La multa les fue impuesta luego de que los representantes del régimen intentasen imponer una de 2000 pesos (80 dólares al cambio oficial) porque, según ellos, la esposa de Vázquez Marzo seguía trabajando por cuenta propia en su casa, arreglando uñas.

Ésta había entregado la patente meses antes por la falta de productos para el trabajo y porque por la contingencia sanitaria no podía seguir ejerciendo. Tienen un niño pequeño en casa y se cuidan de un eventual contagio.

Sin embargo, al ver la mesa de pintar uñas dentro del inmueble, los inspectores de la Dirección Integral de Supervisión (DIS) estimaron que había seguido ejerciendo sin patente y quisieron imponer la correspondiente sanción. Para demostrar la acusación en el caso que querían montar, los funcionarios tomaron fotos y videos de la vivienda sin autorización. Incluso, se atrevieron a tomar una imagen de la mujer sin consultarla ni solicitar su permiso.

La mujer llamó al esposo y entre ambos se defendieron de la arbitrariedad, haciendo que los inspectores recularan en su afán de imponer la multa de 2000. No obstante, al parecer tenían una cuota que cumplir e impusieron la de 100 por la basura.

Ello, pese a que el frente de la vivienda de Vázquez Marzo era de los espacios menos sucios de la cuadra, reflejo de la gran problemática que enfrenta todo Banes con la recogida de basura, y a que los gajos fueron depositados ahí como parte de la fase recuperativa tras el paso del ciclón Laura.

Una fase recuperativa que, expone Vázquez Marzo en su denuncia, nunca se cumplió cabalmente por los problemas de servicios comunales en la localidad.

El denunciante se ha quejado ante todas las instancias correspondientes, pero cada una de ellas se ha desentendido. Incluso hizo pública la denuncia en Facebook y la dirigió al perfil de la Asamblea Municipal del Poder Popular en esa red social, pero no le ha sido aceptada su reclamación de la multa.

Acudió a publicarla también en el portal del gobierno provincial, con la esperanza de que esta instancia investigue como se debe lo sucedido y resuelva en su favor, además de que sancione a los funcionarios que violaron sin autorización la integridad de su esposa y su domicilio.

Su caso es reflejo de la indefensión institucional y legal en la que están los cubanos, sujetos a normas y procederes que siempre favorecen más al régimen y sus entidades que a los ciudadanos. Los derechos y libertades individuales son pisoteados muchas veces sin repercusión alguna como sucedió a este matrimonio.

Quizás así la llamada y pretendida revolución entiende el concepto de estado socialista de derecho que refleja en el artículo primero de su constitución. Un estado en el que ciudadano pocas veces tiene la razón y puede ser penalizado a discreción por cualquier funcionario, sea correcta su apreciación o no.