Dos cubanas condenadas a un año por manifestarse el 11J

Las cubanas Yanay Solaya Baruh y Annia Romero Fonseca fueron condenadas a un año de prisión tras manifestarse pacíficamente el pasado 11 de julio
Las cubanas Yanay Solaya Baruh y Annia Romero Fonseca fueron condenadas a un año de prisión tras manifestarse pacíficamente el pasado 11 de julio
 

Reproduce este artículo

Las cubanas Yanay Solaya Baruh y Annia Romero Fonseca, de La Habana, fueron condenadas a un año de prisión en un juicio sumario, tras manifestarse pacíficamente el pasado 11 de julio.

Según denunció en redes sociales, Bertica Baruh, la madre de Solaya Baruh, ambas fueron víctimas de un proceso sumario sin derecho a defensa y las trasladaron para la Prisión de Mujeres, conocida como El Guatao.

Las mujeres, residentes en el municipio La Lisa, fueron detenidas en Centro Habana el día de las protestas populares.

"Es una injusticia. Ya pusimos un abogado para una apelación. Gracias a todas las personas q han estado al tanto y han estado apoyando en estos momentos tan duros. Queremos, pedimos y Exigimos LIBERTAD PARA NUESTROS JÓVENES", concluyó Baruh.

Otro sobrino de ella, Maikel López Romero, fue liberado el 25 de julio, tras permanecer preso en la prisión de El Cotorro.

La ONG Cubalex, que da asesoría legal a defensores de derechos humanos, ya suma en su listado más de 700 detenidos y desaparecidos durante las protestas que comenzaron este 11 de julio.

En apoyo al trabajo de la organización, se creó el grupo de Facebook "Desaparecidos #SOSCuba", que está recibiendo denuncias.

Según el último corte, están aun 238 personas en proceso de verificación; 269 detenidos; 37 desaparecidos; y 163 han sido liberados.

El pasado 11 de julio, miles de cubanos salieron a las calles para expresar su descontento con el gobierno de Miguel Díaz-Canel. La protesta popular comenzó en el poblado San Antonio de los Baños, en la provincia Artemisa; y se extendió por decenas de ciudades.

El 23 de julio anterior, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) condenó las violaciones a los derechos humanos en el contexto de las jornadas de protesta.

De acuerdo con el comunicado de la Relatoría, los reportes recibidos desde sociedad civil son graves y merecen atención por parte de las autoridades y la comunidad internacional.