Cubana dice que aumento salarial es un "noble gesto" del régimen
La nueva política económica de la administración de Miguel Díaz-Canel solo trae cosas malas para el pueblo, pero a pesar de esto, hoy hay cubanos que la apoyan
Guantanamera piensa que aumento salarial es un "noble gesto" del régimen
 

Reproduce este artículo

En un artículo publicado este 16 de octubre por el diario estatal Venceremos, perteneciente a la provincia de Guantánamo, una residente de ese territorio afirma que el aumento salarial es un "noble gesto" del régimen.

El texto del mencionado diario estatal hace referencia a las dos últimas emisiones del espacio oficialista Mesas Redonda en las que se abordó la nueva política económica de la administración de Miguel Díaz-Canel, con miras a la eliminación de dualidad monetaria que impera en la isla, y el impacto negativo que tendrá en la vida económica del país, entre otras aristas.

"El vice primer ministro y ministro de Economía, Alejandro Gil, fue preciso al explicar el proceso de reordenamiento que iniciará en Cuba y esclarecer las razones que justifican el cambio", escribió Venceremos, pero en ningún momento hizo referencia a todo lo negativo que esto traerá para el pueblo, en especial para los trabajaros estatales. Sí dedicó un espacio a responsabilizar al gobierno de los Estados Unidos por la actual crisis económica que vive el país.

En conversación con la prensa estatal, Yulién Charón Durand, trabajadora del Hospital pediátrico Pedro A. Pérez de la provincia de Guantánamo, dijo que "esperaba este espacio informativo de la Mesa Redonda, con mucha expectativa", y contrario a lo que pasó con la mayoría de los cubanos, afirma que comprendió todo lo que se dijo. "Entendí, por ejemplo, el tema de la canasta básica, por el momento se va a mantener normal hasta que se realice la reforma salarial, y la importancia de eliminar subsidios que benefician a todos por igual, cuando deberían servir a los más necesitados".

De esto último se desprende que muchas de las llamadas "conquistas de la revolución", van a ser suprimidas, algo que siempre es muy criticado por el gobierno de La Habana cuando ocurre, por las mismas razones, en los países que el régimen señala de tener gobiernos neoliberales.

Agrega Yulién Charón que "la unificación monetaria fue también un tema súper polémico, porque se especuló mucho, que se iba a vender a 20 el CUC, pero me quedó claro tendremos tiempo para cambiar el peso convertible y será un proceso paulatino, en constante diálogo con el pueblo, como siempre ha sido", pero ni de lejos hizo referencia a la terrible devaluación que sufrirá la moneda nacional, y mucho menos al incremento de los precios de hasta 12 veces de su valor actual.

Para finalizar, completamente alejada de la realidad, dijo que por este camino ve muy buen futuro "para nuestro país, para el pueblo, porque la reforma salarial se espera desde hace tiempo y ver que aún en el contexto actual se piensa continuar con ese noble gesto del Gobierno, merece todo el respaldo de nosotros".

Si bien es sabido que las opiniones de los cubanos pasan por el filtro de la censura antes de aparecer en la prensa estatal, la de esta señora señala la complicidad de muchos cubanos con el opresor, los cuales aun viendo el terrible futuro que le espera al país, se sienten complacidos con formar parte de eso.