"Escogieron el peor momento para hacer el reordenamiento"

Las medidas económicas agrupadas en la llamada Tarea Ordenamiento continúan incomodando al pueblo, pues en lugar de traducirse en mejoría del nivel de vida, este se ha visto gravemente afectado.
Reordenamiento-régimen
 

Reproduce este artículo

Las medidas económicas agrupadas en la llamada Tarea Ordenamiento continúan incomodando al pueblo, pues en lugar de traducirse en mejoría del nivel de vida, este se ha visto gravemente afectado y muestra de ello da una usuaria de la red social Facebook mediante una publicación que realizara este 1ro de marzo en el grupo "Revolico compra y venta Habana".

Marlén López, que es como se hace llamar esta internauta en la mencionada red social, explica en su publicación que ella es empleada del sector turístico del país, con lo que se refiere a que es asalariada del gobierno, y que lleva un año sin poder trabajar.

Refiere además que vive con su madrina que tiene 84 años y está postrada hace 5 meses.

"He buscado trabajo por todos lados y no consigo nada. La app para buscar empleo no sirve de nada, he llamado a casi todos los números de centros de trabajos que se publican y todo es mentira, no existen tales convocatorias, todo es un globo muy grande", escribió Marlen López, y agregó que "donde quiera que me he dirigido o llamado solo me dicen que no tienen oferta laboral".

Asimismo señala que como un agravante a su situación el régimen decidió, como parte de sus nuevas medidas económicas, subir los precios "en todas las esferas y con muy mala calidad y servicio. Nunca encuentro los medicamentos que necesito para mí madrina y para mí".

De igual manera denuncia que los precios en los agromercados son "altísimos y los vendedores ambulantes ni hablar".

A todo lo anterior suma la nueva tarifa eléctrica, las extenuantes colas a las que están obligados los cubanos hasta para comprar cualquier producto

"Tienes que dedicar un día entero para poder comprar algo y muchas veces cuando te toca entrar ya no hay lo que habían surtido".

Y apunta que "realmente creo que escogieron el peor momento para hacer ese reordenamiento monetario"; momento que define como "muy difícil debido a la Covid y muchos hemos quedado desempleados".

"Pienso que eso lo tendrían que haber pensado y analizado mejor (o esperar a que pasara esto de la Covid)".

Destaca además que toda esta situación que vive el país tiene bajo mucho estrés a los cubanos, y pone como ejemplo la odisea en que se ha convertido poner un simple plato de comida en la mesa cada día.

"Porque no es sólo los productos de la canasta familiar, sino qué encuentras en los agros para completar ésta, porque lo de la canasta familiar solo es Arroz, Frijoles y Azúcar (y ninguna de estas cosas alcanza para el mes completo). Y en la carnicería solo es un pedacito de Pollo y 10 huevos para el mes completo".

"¿El que analiza estas cosas y pone esos precios tiene y enfrenta las mismas carencias que la mayoría de los cubanos? ¿Ellos tienen una tarjeta en MLC con cientos de dólares para poder comprar sus necesidades? ¿Qué nos hacemos los que no tenemos un familiar que nos envíe un centavo para poder hacer estás compras? ¿Es realmente esto una democracia? ¿Todos somos iguales?"

"¿Podrán ellos comprar una Ristra de cebolla en 750 pesos y una de Ajo en 500 pesos? ¿Les alcanza con lo de la canasta familiar para un mes entero? ¿Pueden pagar una cuenta eléctrica altísima y todo esto con su salario?", pregunta Marlén, y la respuesta a todas estas preguntas puede ser solo una: en Cuba hay un pequeño grupo, los jerarcas del castrismo, que viven a costa del pueblo.