Cubana agradecida rompe en llanto frente a Limay Blanco

Gracias a la solidaridad de una compatriota en el exterior, esta cubana podrá comprarle una silla de ruedas a su hija.
Limay-madre
 

Reproduce este artículo

Esta cubana rompió en llanto cuando supo que, por fin, su hija discapacitada tendrá una silla de ruedas digna gracias a la ayuda de una compatriota, que envió el dinero para comprarla.

La madre se puso en contacto con el humorista Limay Blanco, quien atiende casos como estos, y le envió un video donde su ve a su hija, quien tiene dificultades motoras y de habla, en una silla de ruedas totalmente inapropiada.

Limay la citó sin que ella supiera para qué estaba allí y, para su sorpresa, le puso en sus manos los 300 dólares que necesitaba para el nuevo “transporte” de su hija. El llanto de esta mujer es sincero: puede verlo en el video.

Según dijo el humorista, la solidaridad llegó de manos de una cubana que se hace llamar Liuda. “Agradece a Liuda, y a Dios, que tocó el corazón de esa mujer”, comentó el actor.

La pobre mujer casi no podía articular palabra y, de seguro, se fue muy feliz porque podrá darle a su hija un poco de bienestar, sobre todo porque conseguir una silla de ruedas eléctricas, como conseguir casi cualquier cosa en Cuba, se ha convertido en una odisea.

La escasez de bienes primarios, medicinas y otros implementos necesarios para vivir se ha vuelto tan grave, que los cubanos necesitan recurrir a la solidaridad de quienes viven en el extranjero para resolver sus problemas.

En redes sociales se suceden las súplicas de muchas personas en este sentido; incluso actores y periodistas, desesperados, han tenido que recurrir a este medio para conseguir medicamentos raros y deficitarios.

No es esta la primera vez que el comediante se auxilia en sus seguidores para ayudar a personas con problemas. Niños discapacitados, ancianos enfermos, personas en su lecho de muerte han conseguido algún medicamento o un poco de bienestar para sobrellevar su situación gracias a su ayuda.

Por ejemplo, a inicios de marzo el comediante pidió medicinas para niños enfermos en Cuba, a través de su cuenta en Instagram.

Por favor si vives en la habana y tienes antibióticos o permetrina o lo. que sea en medicamentos que no estés usando Por favor ayúdame a ayudar Dios nos bendiga”, pidió el humorista a sus seguidores en la capital.

La publicación contiene imágenes de niños afectados por dermatitis y que debido a la escasez de medicamentos en la isla no tienen acceso a la cura que precisan.