Cuba sin alimentos, pero con dinero para desarrollar un celular propio

Gedeme, la Empresa Industrial para la informática, las Comunicaciones y la Electrónica, desarrolla ya en su etapa final el primer prototipo de teléfono celular cubano, con softwares y sistemas desarrollados por instituciones nacionales.
Pan-Celular
 

Reproduce este artículo

La crisis económica en Cuba genera escasez de todo tipo, tanto de alimentos como medicina, pero el gobierno pregona sus “logros”, como este celular de desarrollo nacional.

Gedeme, la Empresa Industrial para la informática, las Comunicaciones y la Electrónica, desarrolla ya en su etapa final el primer prototipo de teléfono celular cubano, con softwares y sistemas desarrollados por instituciones cubanas.

“Debemos empezar a ensamblarlos al final de este mes. Es una primera prueba piloto con 6000 unidades que van destinadas a Etecsa y Copextel. Es algo muy positivo que veníamos trabajando desde hace un año de manera conjunta. Se logró homologar el equipo”, declaró a Radio Rebelde el director general de la entidad, René Cano.

Cano Díaz apuntó que en esta primera etapa no va a salir con el sistema operativo propio, pero en una segunda fase si sale con un sistema operativo desarrollado con la Universidad de Ciencias Informáticas.  

La entidad se ha insertado también en el comercio electrónico con productos como la carpintería de aluminio, el protector electrónico de refrigeración, bombillos led y la incorporación próximamente de PC ensambladas en el país.

Mientras tanto, la crisis con la producción de panes a nivel nacional continúa siendo noticia, principalmente por ser el pan uno de los alimentos más demandados por los cubanos, más aún en medio de la terrible escasez de alimento que sufre el país.

Hace apenas unos días funcionarios del régimen en La Habana avisaron que habría "afectaciones" en la venta de pan "liberado" a partir del mes de mayo, las cuales al menos se extenderían hasta julio, debido a la escasez de harina de trigo.

La falta de esta materia prima también afecta a otras provincias, como en el caso de Artemisa, donde las autoridades han dispuesto disminuir el gramaje del pan ante la crisis, para poder seguir cumpliendo de alguna manera, con la entrega del pan normado a la población y a organismos priorizados.

Al respecto, este 17 de mayo el diario estatal El Artemiseño dedicó un artículo donde aborda esta problemática y las consecuencias que ha traído para la mencionada provincia.

Por último, hay que agregar que como consecuencia de la escasez de harina, desde el 2 de mayo permanece detenida hasta nuevo aviso, la repostería en las 19 dulcerías de la provincia.