Cuba reporta tres muertes maternas y una infantil en jornada de 80 decesos por COVID-19

Según dio a conocer el director nacional de Epidemiología, 12 pacientes en edades pediátricas están en estado crítico en los servicios de cuidados intensivos y seis están graves
Cuba reporta otras 80 muertes por COVID-19
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este domingo el fallecimiento de otras 80 personas por complicaciones derivadas de la COVID-19, entre ellas un niño de un año, una gestante y dos recién paridas.

En su habitual conferencia televisiva para informar sobre la propagación y enfrentamiento a la enfermedad viral en el país, el director nacional de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán, comentó que el niño era de Alquízar, en la provincia Artemisa, y que tenía un síndrome desde el nacimiento que complicó la evolución ante el contagio.

Respecto a las tres muertes maternas, Durán especificó los lugares de residencia y edad de cada una. La gestante residía en Mariel, Artemisa, y murió a sus 31 años, con 15 semanas de embarazo, mientras que las puérperas, de 22 y 24 años, residían en Quivicán, provincia de Mayabeque, y Villa Clara, respectivamente.

Esta última era médico de profesión, precisó el galeno, que además enfatizó en que en la jornada de sábado murieron seis personas aparentemente sanas de las comorbilidades habituales que complican la evolución clínica ante la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2, como la hipertensión arterial, obesidad, diabetes, EPOC e insuficiencias cardiacas y renales.

Según los datos oficiales ofrecidos por Durán, puestos en duda en numerosas ocasiones sobre todo en lo referente a muertes y casos activos, la víspera se diagnosticaron 8034 nuevos positivos en Cuba. De estos, 14 fueron casos importados desde el exterior, mientras que el resto fueron contagios derivados de los eventos de transmisión autóctona existentes en la isla.

Con los nuevos incrementos, el acumulado de casos de coronavirus en Cuba desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, asciende a 745 202, mientras que los fallecimientos como consecuencia de la enfermedad suman 6299.

En la isla permanecen ingresadas 99 475 personas, de las cuales 39 248 son casos confirmados y activos, y 56 155 son sospechosas de un eventual contagio.

Pinar del Río, con 1161 nuevos casos, se mantiene como el territorio de peor situación epidemiológica. En la jornada de sábado le siguieron Holguín, Sancti Spíritus y Villa Clara, con 909, 892 y 663 positivos, respectivamente.

Los nuevos casos en edades pediátricas, menos de 18 años, ascendieron a 1731. De ellos, 115 son menores de un año, 65 son menores de seis meses y 19 son recién nacidos, detalló Durán.

El galeno añadió que 12 pacientes en edades pediátricas están en estado crítico en los servicios de cuidados intensivos y seis están graves, lo cual da la medida, dijo, de la virulencia de las cepas circulantes en el actual rebrote y la necesidad de extremar las medidas de prevención del contagio.