Cuba reduce un 10% la siembra de tabaco por falta de insumos

Los números para 2021-2022 son los más bajos en cuanto a la producción de tabaco en Pinar del Río en la última década
Durante la campaña 2021-2022, Cuba reduce un 10% la siembra de tabaco por falta de insumos
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano reducirá en cerca de un 10 % el área de siembra de tabaco en la campaña 2021-2022, por falta de fertilizantes y otros insumos necesarios para el cultivo de esta planta, la principal exportación agrícola del país, informó este domingo la prensa oficialista.

Según la nota de la agencia EFE, la situación económica ha llevado a no plantar 2.450 hectáreas de las 25.000 inicialmente previstas en todo el país para la producción de tabaco en esta temporada.

La reducción de la siembra se realiza en la provincia Pinar del Río, pero tiene repercusión nacional por ser la de mayor producción tabaquera de todo el país, ya que habitualmente aporta alrededor del 65% de la producción total.

De las 16.373 hectáreas inicialmente previstas en esta región se espera plantar solo 13.921 hectáreas.

La delegación de Agricultura de Pinar del Río declaró al periódico oficialista Granma que se han priorizado las vegas que históricamente han aportado hojas de mayor calidad y registrado mejor rendimiento.

Los números para 2021-2022 son los más bajos en cuanto a la producción de tabaco en Pinar del Río en la última década, agregó la prensa oficialista.

Se priorizan las 760 hectáreas de tabaco tapado con tela y también las 310 del proyecto tabaco Virginia, cuya producción se destinará a una fábrica de cigarros ubicada en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM).

Según datos de la compañía Habanos, la industria del tabaco representa el cuarto sector que más ingresos aporta al producto interno bruto (PIB) de Cuba, y las ventas por exportaciones alcanzaron en 2020 los 507 millones de dólares.

Además este sector da empleo a unos 200.000 trabajadores en la Isla, que se elevan hasta los 250.000 en el pico de la cosecha. 

Marino Murillo al frente de Tabacuba

Desde el pasado 10 de noviembre de 2021 Marino Murillo, una de las figuras principales de la política económica del régimen, fue nombrado nuevo presidente del Grupo Empresarial de Tabaco de Cuba, Tabacuba.

La institución se encarga de gestionar productos 100% cubanos como café, cacao, mieles y suplementos nutricionales, fibras naturales, resina de pino, carbón vegetal, plantas ornamentales, frutas tropicales, semillas forestales, coco y sus derivados.

A finales de noviembre pasado campesinos tabacaleros protestaron por las condiciones de trabajo y denunciaron presiones de Tabacuba, entidad gubernamental que dirige Murillo.

Los tabacaleros alegaron amenazas de multas y de perder sus tierras cedidas en usufructo por el Estado, si no cumplían con el plan de siembra para la actual campaña, informó Radio Televisión Martí.