Díaz-Canel: Cuba no cerrará fronteras por variante ómicron

En cambio, a partir del 4 de diciembre, el gobierno reforzará el control a viajeros provenientes de África para impedir la importación de casos con el nuevo linaje.
Díaz-Canel-Omicron
 

Reproduce este artículo

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró este 1 de diciembre que Cuba no cerrará fronteras ante la aparición de la variante ómicron del coronavirus, pero reforzará el control de viajeros internacionales.

Díaz-Canel citó en Twitter una nota informativa del Ministerio de Salud Pública en la cual se anuncian medidas adicionales para los viajeros que llegan de países africanos donde se reporta presencia de la nueva variante.

A partir del 4 de diciembre, las adunas de la isla exigirán de estos viajeros presentar un esquema de vacunación completo, resultado negativo de un PCR realizado como máximo 72 horas previo al viaje y someterse a otro PCR a su momento de llegada a Cuba.

Además, se les aplicará cuarentena obligatoria por siete días en un hotel destinado al efecto, asumiendo el viajero los costos de alojamiento y transportación y se les realizará una nueva toma de muestra para PCR a SARS-CoV-2 al sexto día, y de ser negativa serán dado de alta de la cuarentena al séptimo día.

Estas medidas afectarán a los viajeros de Sudáfrica, Lesoto, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia, Malawi y Eswatini. En el caso de los viajeros procedentes de Bélgica, Israel, Hong Kong, Egipto y el resto de los países de África Subsahariana (una veintena), se les aplicarán las mismas medidas que a los anteriores con excepción de la cuarentena y el PCR al sexto día.

Surgida en la provincia Gauteng, Ómicron es el último linaje del SARS-CoV-2, y al parecer el más contagioso hasta el momento, aunque los científicos aún dudan sobre su peligrosidad y han hecho llamados de atención para no desatar el pánico.

A pesar de esto, varios países europeos cerraron sus fronteras a viajeros de Sudáfrica y Botsuana, en un intento por detener el avance de la variante. Ya se detectaron los primeros casos en Bélgica, España, Italia y otras naciones europeas.

Según los expertos de la OMS, “ha sido detectada a un ritmo más rápido que los anteriores aumentos de la infección, lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento”.

La víspera, Cuba detectó un caso de coronavirus proveniente de Sudáfrica, aunque los científicos no tienen certeza de que porte la nueva variante.

De comprobarse, el arribo de esta variedad del coronavirus impondría un nuevo reto al sistema de salud cubano, tras recuperarse de una ola de contagios en el verano durante la cual los casos diarios llegaron a más de 9000, las peores cifras desde que se desatara la pandemia en la isla en marzo de 2020.

Actualmente, el Ministerio de Salud Pública reporta a diario alrededor de 200 casos, con números de fallecidos que no rebasan la decena. Cuba vacunó a más de la mitad de su población —11 millones de habitantes— con los inmunólogos locales Soberana y Abdala, todavía sin el aval de la Organización Mundial de la Salud.