Familia recorre más de 600 kilómetros para visitar a Aymara Nieto en prisión

Imágenes difundidas el 29 de noviembre por la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) muestran a Reñí y sus dos hijas menores en la entrada de la prisión de Mujeres de Manatí
 

Reproduce este artículo

La familia de la Dama de Blanco y prisionera política Aymara Nieto Muñoz llega a la prisión de Mujeres de Manatí, provincia Las Tunas, tras dos años sin recibir visitas, pues ellos residen en La Habana, a más de 600 kilómetros de distancia.

"Las niñas y yo vamos rumbo a ver a la madre después de dos años", contó el esposo de la activista, Ismael Boris Reñí, también ex prisionero político.

Imágenes difundidas el 29 de noviembre por la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) muestran a Reñí y sus dos hijas menores en la entrada de la prisión de Mujeres de Manatí.

"Luego de salir de la visita nos toca una larga caminata", agregó.

Aymara Nieto Muñoz lleva más de tres años recluida en la Prisión de Mujeres de Manatí, Las Tunas.

De acuerdo con los informes de Prisoners Defenders (PD), esta Dama de Blanco y miembro de Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) fue condenada a cuatro años de cárcel por los supuestos delitos de 'atentado' y 'daño a la propiedad'.

Ella y su esposo participaron en la protesta ante el Papa Francisco en la Plaza de la Revolución de La Habana en 2015.

El 12 de julio de 2016 fueron llevados a prisión por un año por un supuesto desorden público. Fue liberada el 11 de julio de 2017.

Continuó con su activismo y el 6 de mayo de 2018 al salir de su vivienda fue detenida junto a otras dos Damas de Blanco. Permanece en una prisión a 600 kilómetros de su casa en la capital.

La opositora tiene medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

A finales de octubre trascendió que la Fiscalía del régimen cubano pide cinco años más de cárcel para la prisionera política Aymara Nieto Muñoz, acusada de promover un motín en 2020 en la prisión de mujeres 'El Guatao' en La Habana, denunció la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler.

Según publicó Soler en Facebook, en llamada telefónica a su esposo el pasado 29 de octubre, Aymara le comunicó que le entregaron una nueva petición fiscal de cinco años de privación de libertad.