Cubanos denuncian picadillo “podrido” que vende el gobierno

Cubanos residentes en un poblado del municipio Jovellanos, en Matanzas, denunciaron que en un establecimiento estatal les vendieron carne molida y podrida
Cubanos denuncian picadillo “podrido” que vende el gobierno
 

Reproduce este artículo

Cubanos residentes en el poblado Carlos Rojas, del municipio Jovellanos en la provincia Matanzas, denunciaron que en un establecimiento estatal les vendieron carne molida en descomposición.

“Un picadillo descompuesto, tóxico para la población, fue traído irresponsablemente para la venta al pueblo de Carlos Rojas, por funcionarios del régimen comunista de Castro-Canel, encargados de proveer alimentos al poblado, después de varios días sin traer nada”, aseguró frente a la pescadería del gobierno el activista de derechos humanos Armando Abascal, integrante del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel.

“Estoy denunciando en las condiciones que está ese picadillo, eso no hay quien se lo coma, que el mundo sepa que lo que nos están dando a nosotros los cubanos es comida de cerdo, porque eso ni los cerdos se lo pueden comer en esas condiciones… después de tantos días sin venir nada”, añadió.

Abascal manifestó en el espacio público su descontento por el mal estado del alimento, junto con otros habitantes del poblado. Temen que ocurra un brote de afecciones estomacales en el pueblo.

“Está bueno ya de abuso y maltrato… ese picadillo no sirve, eso está podrido, lo que pasa que la gente lo compra, porque la gente se está muriendo de hambre”, lamentó Armando Abascal en declaraciones al Directorio Democrático Cubano.

Esta organización con sede en Miami, se pronunció contra “el maltrato y abuso hacia el pueblo cubano por parte del régimen comunista Castro-Canel, donde ellos gozan de todos los privilegios y lujos mientras el pueblo cubano padece de hambre, miseria, escaseces, la ausencia de todos los artículos de primera necesidad, en medio de la pandemia”.

Sobre la venta de alimentos en mal estado por parte del gobierno, se hizo eco en estos días hasta el eurodiputado español Hermann Tertsch, quien compartió una fotografía en Twitter donde se ve una caja de picadillo descompuesto.

“La oferta de carne en Cuba para los cubanos de a pie. Apesta a muerto que tira para atrás. ¿A que Bardem, Iglesias y Garzón no comen de esto cuando visitan la isla de los logros del socialismo?”, cuestionó Tertsch emplazando a simpatizantes del régimen de La Habana.


Opositores contra el hambre y la miseria en Cuba

Más de 21 organizaciones opositoras se pronunciaron recientemente contra el hambre y la miseria imperantes en la isla, durante sesiones celebradas el mes de junio del Congreso de la Nación Cubana.

La falta de alimentos es lo que más afecta a las familias cubanas, el campesino no puede cosechar, no puede vender; en Cuba no hay razón para que no haya comida, es un suelo fértil, lo que lo hace estéril es la dictadura castrista y a la vez esto trae como consecuencia miseria y hambre”, reza la convocatoria que circuló dentro de la Isla como documento de trabajo de las sesiones.

Las actividades tuvieron lugar en 13 provincias del país e incluyeron talleres, uso de carteles y reuniones virtuales, explicó en un comunicado Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC).

“La crisis del suelo cubano ha sido provocado directa y deliberadamente por la dictadura comunista desde su arribo al poder. Ningún país latinoamericano en 1959 tenía tan alto porcentaje de campesinos dueños de su tierra como lo tenía Cuba”, aseguró el Dr. Orlando Gutiérrez Boronat, coordinador de la ARC durante los encuentros.

Según Gutiérrez, la proliferación de pequeños y medianos propietarios es la base de la prosperidad.

Las sesiones del Congreso comenzaron el 13 de mayo como una alternativa al VIII Congreso del PCC, celebrado en abril último, y con un mensaje diferente, encaminado a promover la democracia y las libertades en la isla.