Cuba debe miles de millones a Argentina desde hace cinco décadas

La deuda se remonta al año 1974. Ambos gobiernos firmaron un acuerdo para la venta de automóviles y camiones, entre otros insumos
La deuda alcanza los 4800 millones
 

Reproduce este artículo

Cuba mantiene una deuda multimillonaria con Argentina desde la década de 1970, un hecho poco conocido por el público cubano y argentino. El monto actual, junto a intereses, podría representar el 10% de la deuda externa del país sudamericano.

La deuda se remonta al año 1974, cuando presidía desde Buenos Aires el peronista Héctor Cámpora, cercano a los intereses de la izquierda. Por esa época ambos gobiernos firmaron un acuerdo para la venta de automóviles y camiones, entre otros insumos.

En concreto, un banco estatal argentino autorizó un préstamo de 1278 millones de dólares a seis años de plazo al 6% anual, para financiar la venta de 1000 tractores, maquinaria agrícola diversa, 5515 camiones y 6000 automóviles Fiat, además de otros miles de Renault, Ford, Citroën, Peugeot y 9000 Dodge para taxis en La Habana.

Según el diario argentino El Economista, especializado en estos temas, contando sólo los intereses del 6%, la deuda ascendería hoy a 4800 millones; con los cargos por impago, bien podría duplicar esa cifra, es decir, rondar los 10 mil millones.

Cuba declaró el default de su deuda externa en 1989, cuando colapsó la Unión Soviética… y Argentina se quedó sin recibir un centavo, porque La Habana nunca pagó.

Desde entonces, Buenos Aires hizo varios intentos fallidos de cobro. Durante los años 90, propuso formalizar la deuda recibiendo bonos soberanos externos de deuda pública cubana, para poder luego venderlos en el mercado internacional y recuperar parte del dinero. Esos bonos habrían cotizado en Wall Street alrededor del 10% al 15% de su valor, dada la larga historia cubana de insolvencia e incumplimientos de sus compromisos internacionales. Pero al menos algo se habría recuperado.

A mediados de la década, el canciller Guido Di Tella propuso reemplazar esa deuda por inversiones locales en obras públicas y turismo. Carlos Menem conversó con Fidel Castro, pero no se alcanzó ningún acuerdo. Luego, en octubre del 2003, el presidente Néstor Kirchner, a través del entonces canciller Rafael Bielsa, ofreció “olvidar” el 75% de la deuda y saldar el 25% remanente con, sobre todo, médicos cubanos y capacitación de personal en la isla.

Adicionalmente, Argentina solicitaba en aquel borrador de acuerdo un tratamiento arancelario preferencial para introducir a Cuba con ventajas arancelarias 1300 productos argentinos. Pero no hubo acuerdo.

La Habana ha logrado renegociar sus deudas con México y Brasil, por lo que constituye por qué no ocurre lo mismo con Argentina, sobre todo teniendo en cuenta que los últimos gobiernos han sido favorables a la Isla.